Desde que Albert Einstein hablara de ellas por primera vez hace ya mås de 100 años cuando propuso la teoría de la relatividad general, los físicos han estado buscando la forma de demostrar que las ondas gravitacionales existen. Ahora parece que por fin han descubierto evidencias directas de su existencia.

Advertisement

Y es que hasta la fecha de las ondas gravitacionales solo hay evidencia indirecta, tales como la forma en la que decae el perĂ­odo orbital en un pĂșlsar binario, pero no hay ningĂșn tipo de evidencia directa y certera de la existencia de estas fluctuaciones que se generarĂ­an en la curvatura del espacio-tiempo, y es por esto que existen distintos laboratorios y observatorios dedicados a buscarla.

Para dar algo de contexto, las ondas gravitacionales son ondulaciones en el espacio-tiempo que provocan los cuerpos masivos muy acelerados, y que tambiĂ©n provocan cuando dos objetos masivos colisionan o una supernova explota. Cualquiera de estas acciones “dobla” el espacio tiempo, por asĂ­ decirlo, lo que genera ondas que se asemejan al efecto de arrojar una piedra en el agua.

Advertisement

Ahora, y aunque no es la primera vez que escuchamos este rumor, se espera que el Observatorio LIGO (Observatorio de interferometrĂ­a lĂĄser de ondas gravitacionales, segĂșn sus siglas en inglĂ©s), dedicado a la bĂșsqueda de evidencia de estas ondas espaciotemporales, anuncie el descubrimiento definitivo y con evidencia, lo cual sin duda supondrĂ­a una verdadera revoluciĂłn en la fĂ­sica y la astronomĂ­a.

Los rumores llegan desde el fĂ­sico teĂłrico, autor de libros (y blogger) Lawrence Krauss, quien asegura que diferentes fuentes le han confirmado el descubrimiento por parte de LIGO, por lo que podemos esperar un anuncio relacionado en cualquier momento.

Advertisement

LIGO, aunque comenzĂł sus actividades en el año 2002, fue actualizado el año pasado, lo que lo capacitarĂ­a mucho mĂĄs que ningĂșn otro experimento similar (hasta ahora) para hacer este descubrimiento.

Sin embargo, esto no es un proceso sencillo. Pueden pasar incluso meses antes de que se haga un anuncio de este tipo, debido a que, de ser cierto, estarĂ­an actualmente analizando los datos y verificando todos los detalles. Tanto Krauss como otro fĂ­sico teĂłrico llamado Robert McNees, que estuvo en contacto con nuestros compañeros de Gizmodo en su versiĂłn inglesa, aseguran que lo Ășnico que queda es tener paciencia y esperar lo que podrĂ­a ser uno de los anuncios mĂĄs grandes de la dĂ©cada en materia de fĂ­sica. [vĂ­a Lawrence M. Krauss / Nature / LIGO / Robert McNess]

Advertisement

Imagen de portada: Werner Benger / Wikimedia.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)