Los fabricantes de coches tienen un gran espacio reservado en el CES y Ford lo ha aprovechado. Ha anunciado el Ford Developer Program, una iniciativa para que cualquier desarrollador pueda crear aplicaciones para los salpicaderos de los coches Ford a través de su tecnología activada por voz Sync y Ford AppLink. Es decir, smartphone y salpicadero conectados e integrados por las apps. Un gran paso para abrir definitivamente los automóviles al mundo de los desarrolladores.

Ford va a actuar como si fuera Apple o Google: filtrará y aceptará solo las aplicaciones que ellos crean más adecuadas. Quieren llenar el coche de programas relacionados con la música, la productividad, la salud... pero no van a permitir juegos, vídeos o textos extensos para evitar distracciones al conductor. Tiene todo el sentido del mundo. 

Con este movimiento, Ford Sync podría dejar de ser el sistema cerrado y en parte limitado que era hasta ahora, para convertirse en una segunda pantalla similar a la de nuestro smartphone o tablet, pero al lado del volante. Y con las mejores apps solo relacionadas con el automóvil. Los tiros, desde luego, van por ahí.

General Motors (GM) ha anunciado una iniciativa similar, aunque con una diferencia: en su caso los desarrolladores podrán crear apps solo para el salpicadero del coche, en principio no habrá la integración con el smartphone que promete Ford Sync. [Gizmodo]