Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Foto: AP Images

Poco a poco las empresas tratan de recuperar la actividad tras el confinamiento impuesto por la pandemia de covid-19, pero aún es necesario tomar ciertas precauciones para mantener a raya al virus. Una de ellas es mantener la distancia con otras personas. Ford ha ideado un interesante sistema para ello.

Advertisement

El CDC recomienda no acercarse a menos de dos metros de otras personas. La recomendación busca reducir la exposición al coronavirus en caso de que la persona que tengamos cerca esté infectada y no lo sepa. El distanciamiento social no es una vacuna, pero al menos reduce mucho la posibilidad de contagio.

El problema es que los seres humanos somos animales sociales y nos cuesta much estimar la distancia entre nosotros. Especialmente cuando es una medida en la que ni siquiera habíamos pensado antes más allá de una norma de decoro a la hora de respetar el espacio personal de la gente. A eso se une el problema de que nuestro entorno no está diseñado para mantener esa clase de distanciamiento. Las fábricas, los talleres, las oficinas o las tiendas tienen pasillos estrechos y rincones donde mantener el distanciamiento es muy complicado a menos que alguien te recuerde en todo momento que hay que hacerlo.

Advertisement

Según informa Bloomberg, Ford ha ideado una manera para recordarnos que hay que respetar el distanciamiento. Consiste en pulseras que vibran cuando se acercan a menos de dos metros una de otra. De momento el invento se ha comenzado a probar en la fábrica que la compañía tiene en Plymouth, Michigan. La planta aún no se ha reabierto oficialmente, pero en ella trabaja un grupo de voluntarios fabricando respiradores y que ahora están probando las pulseras a ver qué tal funcionan.

Advertisement

Si la iniciativa tiene éxito, Ford se plantea extender el sistema al resto de sus centros cuando reabran. De momento no hay una fecha fija para esta vuelta al trabajo. Se cree que como muy pronto ocurra a principios de mayo. La medida no evitará que los trabajadores tengan que adoptar también otras como el uso de mascarillas o guantes, pero es una idea interesante que quizá se copie en otros lugares. [Bloomberg]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter