Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Fujifilm consigue almacenar 580 TB en un cartucho de cinta magnética

19
2
Save
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Fujifilm

Colocar un terabyte de almacenamiento en una tarjeta microSD del tamaño de la uña de un bebé es una hazaña loable, pero cuando se tiene en cuenta el coste y la fiabilidad, la cinta magnética sigue siendo el método preferido para archivar datos durante décadas. Incluso a medida que los discos duros continúan aumentando de tamaño, el almacenamiento en cinta magnética sigue siendo teniendo sus ventajas, puesto que IBM y Fujifilm han encontrado una manera de aumentar la capacidad de los cartuchos a 580 TB.

Gracias a la nube, no es necesario gastarse una fortuna para maximizar la capacidad de almacenamiento de un ordenador portátil o un teléfono. Escuchar música en streaming y hacer copias de seguridad de fotos y vídeos en un servicio de almacenamiento en línea elimina la mayor parte de la demanda de almacenamiento de tus dispositivos, pero la nube no es una entidad mágica que pueda devorar datos sin cesar. En realidad, son cientos de centros de datos en todo el mundo con demandas de almacenamiento cada vez mayores, y no todo está en discos duros. Para los datos que no se necesitan de inmediato pero que no se pueden eliminar, los centros de datos todavía dependen de un formato de almacenamiento que se inventó originalmente en 1928 y se adaptó por primera vez para datos digitales en 1952.

Pero no te molestes en reemplazar todas tus unidades de respaldo por cartuchos de cinta porque solo 12 TB cuestan aproximadamente $100. Cuando se trata de leer y escribir datos, los cartuchos de cinta son mucho más lentos que los SSD e incluso los discos duros. Son principalmente para almacenar datos que no necesitas en el día a día, pero de los que no quieres despedirte. También tendrás que desembolsar cerca de $6000 por un lector de cartuchos, razón por la cual el formato tiene mucho más sentido para las grandes corporaciones que para los usuarios individuales.

Advertisement

El almacenamiento en cinta magnética se basa en el formato Linear Tape-Open, o LTO, siendo LTO-8 la capacidad más alta disponible hoy en día con 12 TB por cartucho, o 30 TB cuando esos datos están comprimidos, lo que ralentiza todo el proceso de lectura/escritura. LTO-9, que se espera que esté disponible pronto, duplicará la capacidad de almacenamiento a 24 TB por cartucho, pero a principios de año, Fujifilm reveló un avance que prometía impulsar las capacidades de almacenamiento en cinta a la asombrosa cifra de 480 TB.

Las tecnologías de cinta de datos se basan en un material llamado ferrita de bario (BaFe) con partículas magnéticas microscópicas que se alinean para codificar datos en las largas tiras de cinta, pero estamos llegando a los límites de hasta qué punto la ferrita de bario se puede mejorar y optimizar para aumentar sus capacidades de almacenamiento. Como resultado, Fujifilm ha estado investigando un nuevo material llamado ferrita de estroncio (SrFe) como alternativa porque sus partículas son más pequeñas que las de ferrita de bario, lo que permite una mayor densidad y, a su vez, más capacidad de datos. Los cartuchos de cinta con 480 TB de datos podrían estar disponibles para 2030 y, a diferencia de la memoria flash y los discos duros, pueden almacenar datos de manera fiable durante más de 30 años sin necesidad de energía adicional.

IBM Research anunció hoy que ha estado trabajando con investigadores de Fujifilm para seguir avanzando en el potencial de la cinta magnética de ferrita de estroncio, logrando meter 317 GB de datos en apenas una pulgada cuadrada del material. Con esa densidad, un solo cartucho de cinta podría contener hasta 580 TB de datos sin comprimir. El avance se debe no solo al nuevo recubrimiento magnético, sino también al desarrollo de nuevos cabezales de baja fricción que permiten que el material de la cinta sea muy suave, mejorando la precisión y fiabilidad de lo que lee y escribe.

También juega un papel importante la creación de una nueva tecnología de servo y controlador. Esos son los componentes críticos que realmente mueven y alinean los cabezales de lectura/escritura para que las pistas microscópicas de datos en la cinta se puedan leer con precisión. IBM promete una precisión posicional dentro de los 3,2 nanómetros, de modo que cuando la cinta pase zumbando por los cabezales a 15 kilómetros por hora, se posición “con una precisión de aproximadamente 1,5 veces el ancho de una molécula de ADN”. Por sorprendente que sea el desarrollo de ferrita de estroncio de Fujifilm, el material es en su mayor parte inútil en la práctica sin el hardware de soporte que IBM Research ahora está desarrollando junto con él.

Advertisement

¿Cuándo llegarán los cartuchos de cinta de 580 TB? Dado que el avance anterior de Fujifilm no estará disponible como producto de consumo durante al menos otra década, esta nueva investigación probablemente se encuentre en una línea de tiempo aún más larga. También queda por ver si el uso de ferrita de estroncio permitirá el precio ventajoso de los cartuchos de cinta como medio de almacenamiento a largo plazo, o si aumentará los costes de fabricación y los precios. Una década también es mucho tiempo en lo que respecta a la evolución tecnológica, por lo que quién sabe qué capacidad tendrán los discos duros una vez que llegue el 2030.

Share This Story

Get our newsletter