Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
La marioneta de Yoda, durante el rodaje de El Imperio Contraataca.
La marioneta de Yoda, durante el rodaje de El Imperio Contraataca.
Foto: Lucasfilm (Star Wars)

Hoy asistimos a la fiebre por Baby Yoda y resulta difícil de creer que alguien pudiera haber tenido alguna reticencia a la hora de meter a Yoda en El Imperio Contraataca. Y sin embargo fue así, y ese alguien no era otro que el mismísimo George Lucas. Para el creador de Star Wars, Yoda fue un acto de fe.

Advertisement

Lucas ha concedido una fascinante entrevista a Empire con motivo del 40 aniversario de El Imperio Contraataca. En esa entrevista el director ha repasado algunos de los momentos menos conocidos del rodaje de aquella película. Lucas, reveló, por ejemplo, que Mark Hamill y el equipo de rodaje tuvieron que guardar silencio durante cerca de un año para que el giro de guión más brutal de la película (el famoso “Luke, yo soy tu padre”) fuera realmente una sorpresa para el público. La anécdota más curiosa está protagonizada por Yoda, o más bien por las maquetas de Yoda que el maestro Frank OZ usó en la película.

Lucas no estaba para nada convencido de incluir a aquel pequeño duende calvo y verde como el maestro Jedi definitivo. El director explica que si lo hizo fue por la enorme confianza que tenía en el trabajo de Frank Oz con las marionetas y el trabajo del equipo en la trinchera bajo la que se ocultaban para animar al personaje:

Realmente no entendí cómo iba a ser hasta el primer día de rodaje, cuando empecé a ver los preparativos y los personajes en acción bajo la iluminación adecuada. Había muchas cosas, como Yoda, que solo estaban terminadas apenas una hora antes de comenzar a rodar. Todo se hacía a la carrera, así que solo cuando vi el resultado final iluminado correctamente comencé a ver que iba a funcionar. Hasta entonces tuve que fiarme de Frank Oz. Frank lo había hecho fenomenal en los preparativos y Stuart Freeborn trabajó muy diligentemente en hacer que las marionetas funcionaran, pero no estuve en absoluto convencido hasta que vi la película tal y como iba a llegar a los cines.

Si no hubiera funcionado, la película hubiera sido un desastre. Nunca hubiera tenido tanto éxito, y lo peor es que realmente no sabes cómo va a funcionar hasta que el público se levanta y dice: “Esto es estúpido”.

Advertisement

Nunca sabremos si esta última mención se refiere a Jar-Jar Binks. Por suerte para el maestro Jedi su éxito es ya parte de la iconografía popular. Hoy Yoda es una leyenda de Star Wars y Baby Yoda va camino de convertirse en otra. El año pasado hasta vimos a Lucas con la marioneta del pequeño extraterrestre en brazos, pero si el director hubiera cambiado de opinión quizá nunca hubieran existido. El que la película se estrenara en cines no era un obstáculo para Lucas si creía que había algo mal. Hace poco ya descubrimos que, de hecho, el final de El Imperio Contraataca fue retocado con la película ya estrenada. Por suerte, Yoda se mantuvo en su puesto gracias al genio de Frank Oz. [Star Wars vía We Got This Covered]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter