Google confirma que Turquía está interceptando el tráfico de sus servidores DNS. Tras bloquear Twitter y YouTube, Turquía ha pasado ahora a interceptar el tráfico que circula por los servidores DNS públicos de Google para, supuestamente, bloquear páginas y espiar a usuarios. Así lo ha confirmado Google en un breve comunicado. "Hemos confirmado con nuestro propio análisis que el servicio DNS de Google ha sido interceptado por la mayoría de los operadores turcos". Turquía celebró ayer domingo elecciones municipales que, de momento, dan la victoria al partido del actual gobierno de Recep Tayyip Erdogan.