Foto: Getty.

Es posible decirle a Google que no rastree tu ubicación, pero eso no quiere decir que la compañía deje de hacerlo por completo. Investigadores han descubierto que continúa haciendo un seguimiento de tu ubicación incluso si le dices que no lo haga, pero hay una forma de evitarlo.

Advertisement

Si desactivas (o “pausas”) la función llamada “Historial de ubicación” es lógico que esperes que la plataforma deje de rastrear los lugares que visitas. Pero un grupo de investigadores, incluyendo a Associated Press y K. Shankari, graduado de la Universidad de California, Berkeley, descubrieron que aunque el desactivar esta función evita que puedas ver un registro de los lugares que has visitado y tu interacción con los servicios de Google, la compañía continúa haciendo un seguimiento de tu ubicación en sus seguidores, incluyendo tus coordenadas precisas, con el fin de poder mostrarte información (y anuncios publicitarios) acorde a tus actividades.

Google recopila estos datos a través de sus servicios y apps disponibles para Android y iPhone, disponibles en cientos de millones de dispositivos en todo el mundo.

Según Google explicó en un comunicado a nuestros colegas de Estados Unidos, los usuarios sí tienen el poder de desactivar el seguimiento y rastreo explícito de su ubicación, eliminarlo o editarlo, sin embargo, la compañía continúa haciendo un seguimiento invisible para el usuario para poder ofrecer mejores resultados en las búsquedas y ofrecer mejores instrucciones al conducir y usar Google Maps, entre otras cosas.

Advertisement

Es tu tarea juzgar si esto es o no una invasión a tu privacidad, pero de cualquier modo, si deseas que Google realmente no haga un seguimiento de tu ubicación, existe una forma sencilla de evitarlo: simplemente tienes que acceder a este apartado de la sección “Mi actividad” en tu cuenta de Google, desde el escritorio, y desactivar (o “pausar”) la función llamada “Actividad web y de aplicaciones”. [vía Associated Press]

Imagen: Rhett Jones.