Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

Google lanzó ayer un puñado de nuevas funciones para sus teléfonos Pixel. Una de ellas, disponible en exclusiva en el Pixel 4, llamó especialmente la atención:

Además de una presión prolongada, ahora puede presionar con firmeza para obtener más rápidamente ayuda adicional de tus aplicaciones.

Advertisement

En esencia, Google ha reinventado 3D Touch de Apple sin necesidad de instalar en sus teléfonos una pantalla sensible a la presión. La nueva característica se basa en un algoritmo de aprendizaje automático que distingue en décimas de segundo si el usuario está presionando la pantalla con más fuerza de lo normal.

Cuando tocamos un elemento de la pantalla con más firmeza, la punta de nuestro dedo abarca un área un poco más grande sobre el panel. Según The Verge, Google ha modelado miles de tamaños y formas distintas de dedos para entender con cuánta fuerza estamos presionando nuestro dedo contra él.

Advertisement

¿Para qué sirve? Según la nueva documentación de la API “Deep Press” de Android, la pulsación firme no es más que una forma rápida de ejecutar una pulsación prolongada, por lo que no debería hacer nada distinto a los que ya hace una pulsación prolongada sobre ciertos elementos de la interfaz.

La mala noticia es que la pulsación prolongada solo está disponible en un número selecto de aplicaciones, ya que la mayoría de desarrolladores de Android no la ha implementado aún. Puede, por ejemplo, mostrar un menú contextual al aplicarse sobre un icono en la pantalla de inicio o mostrar una vista previa de un archivo en Google Fotos y Google Drive, pero por ahora no hace mucho más.

Advertisement

En el iPhone, 3D Touch hacía muchas cosas, como transformar el teclado en un trackpad para mover libremente un cursor sobre un texto, pero Apple acabó eliminándolo de iOS a partir de iOS 13, presumiblemente porque el hardware necesario para medir la presión era demasiado caro, grueso o complejo. Ahora los usuarios tienen que hacer una pulsación larga para aprovechar sus funciones.

Con la nueva “pulsación firme”, Google demuestra una vez más que, a pesar de vender pocos teléfonos, es capaz de diferenciarse de otros fabricantes gracias a sus avances en inteligencia artificial. Los Pixel no tienen los sensores más grandes o las lentes más sofisticadas del mercado, pero son conocidos por tener un buen procesado de imagen y un excelente zoom digital gracias a los avanzados algoritmos de aprendizaje automático de Google.

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our newsletter