Foto: Jose M. Madiedo (MIDAS)

Si no lo consigues, vuelve a intentarlo. Esa es la filosof√≠a de Jos√© Mar√≠a Madiedo, astr√≥nomo de la Universidad de Huelva que, durante m√°s de 10 a√Īos, ha intentado capturar el impacto de un meteorito en¬†la luna durante un eclipse lunar. Lo consigui√≥ ayer, durante la ‚ÄúSuperluna de Sangre del Lobo‚ÄĚ.

El muy esperado eclipse no decepcion√≥. Millones de personas contemplaron el cielo nocturno para ver el impresionante tono rojo cobrizo que envolvi√≥ el sat√©lite natural de nuestro planeta. Lo incre√≠ble es que, a medida que se desarrollaba el eclipse del 21 de enero, algunos observadores notaron un peque√Īo destello blanco en las retransmisiones en l√≠nea. Algunos sospecharon que el flash hab√≠a sido causado por un meteorito, y result√≥ que ten√≠an raz√≥n.

Foto: Jose M. Madiedo (MIDAS)

Jos√© Madiedo confirm√≥ estas sospechas. Seg√ļn ha tuiteado, un impacto lunar tuvo lugar a las 5:41 am hora espa√Īola peninsular. Una fotograf√≠a muestra claramente un punto blanco amarillento en el cuadrante superior izquierdo de la luna, a oscuras durante la fase de totalidad del eclipse.

Advertisement

Los astr√≥nomos ya hab√≠an grabado impactos en la luna antes, pero esta es la primera vez que se captura uno durante un eclipse lunar, un logro que ha tardado 20 a√Īos en hacerse realidad. Comenzaron a monitorizar sistem√°ticamente los destellos de impacto en 1997, un esfuerzo que se convirti√≥ en el Sistema de Detecci√≥n y An√°lisis de Impactos de la Luna, o MIDAS, una encuesta realizada por la Universidad de Huelva y el Instituto de Astrof√≠sica de Andaluc√≠a. Madiedo se uni√≥ al proyecto en 2008. Usando datos astron√≥micos de m√ļltiples observatorios, MIDAS indentifica el momento en que un meteorito golpea las partes oscuras de la superficie lunar.

‚ÄúMonitorizamos la regi√≥n nocturna de la luna para identificar los destellos de impacto. De esta manera, estos flashes est√°n bien contrastados con el fondo m√°s oscuro‚ÄĚ, explic√≥ Madiedo a Gizmodo. ‚ÄúGeneralmente monitorizamos cinco d√≠as antes y cinco d√≠as despu√©s de la luna nueva. Tambi√©n vigilamos los eclipses lunares, ya que durante estos eclipses el suelo lunar est√° oscuro‚ÄĚ.

Advertisement

Los telescopios utilizados por MIDAS están equipados con cámaras de vídeo de alta sensibilidad y graban continuamente durante la sesión de observación. Estos vídeos luego se analizan mediante un software que identifica automáticamente los destellos de impacto lunar y calcula su posición en la luna. Madiedo dijo que el sistema puede detectar el momento de un destello de impacto con una precisión de aproximadamente 0,001 segundos. Desde 2015, el equipo aplica filtros fotométricos a algunos de sus telescopios, lo que les permite determinar la temperatura de estos destellos.

MIDAS nunca había capturado (hasta antes de ayer) un meteorito durante un eclipse lunar total, pero no fue por falta de intentos. Madiedo no sabe la cantidad exacta de eclipses que MIDAS ha monitorizado hasta la fecha, pero dijo que han monitorizado todos los que el clima ha permitido ver desde que empezó la encuesta. Otros grupos también intentan detectar destellos lunares durante los eclipses, dijo Madiedo, pero ninguno ha tenido éxito hasta ahora.

Advertisement

Normalmente, el equipo de Madiedo usa cuatro telescopios para monitorizar la Luna, pero esta vez decidieron usar ocho. Se requirió un trabajo considerable para configurar y probar los nuevos instrumentos.

‚ÄúEn total, pas√© casi dos d√≠as sin dormir, incluido el tiempo de monitorizaci√≥n durante el eclipse‚ÄĚ, explic√≥ Madiedo a Gizmodo. ‚ÄúPero hice un esfuerzo extra para preparar los nuevos telescopios porque ten√≠a la sensaci√≥n de que esta vez ocurrir√≠a, y no quer√≠a perderme un destello de impacto. Un instrumento tuvo un problema t√©cnico y fall√≥. Estaba agotado cuando termin√≥ el eclipse, pero cuando el software de detecci√≥n autom√°tica me notific√≥ del destello brillante, salt√© de la silla. Fue un momento muy emocionante porque sab√≠a que nunca se hab√≠a registrado antes‚ÄĚ.

Advertisement

Madiedo dijo que un destello de impacto de esta magnitud sucede una vez cada 7-10 d√≠as. Su equipo a√ļn no ha analizado todos los datos, pero una estimaci√≥n preliminar es que el objeto, probablemente un asteroide peque√Īo, ten√≠a una masa de alrededor de 10 kilogramos.

Advertisement

Al estudiar estos flashes, los cient√≠ficos pueden obtener mejores estad√≠sticas sobre la tasa de impactos lunares y, en consecuencia, la cantidad de veces que la Tierra es alcanzada por objetos de tama√Īo similar.

En una nota relacionada, un estudio reciente sugiri√≥ que la tasa de grandes impactos de asteroides en la Tierra aument√≥ hace unos 290 millones de a√Īos. Se lleg√≥ a esta conclusi√≥n estudiando la historia de los cr√°teres de impacto en la superficie lunar. Nuestra luna no se parece en nada a la Tierra, pero cuando se trata de impactos celestes, tenemos una historia compartida.

Advertisement

[New Scientist]