IlustraciĂłn: Gizmodo/Mark Gurman

Ahora que quedan solo cuatro meses para el lanzamiento del iPhone, estamos empezando a ver diseños bastante creíbles sobre el aspecto que tendrán estos dispositivos. Una de las opciones más probables seguramente sea la más difícil de asimilar: el próximo iPhone tendrá una cámara cuadrada del tamaño de una moneda de dos euros. A eso solo le puedo responder una cosa: No, gracias.

Hasta ahora, el diseño que había sobre el bulto cuadrado sobre el que está la cámara trasera solo era un rumor pero, desafortunadamente, parece que podría ser cierto. De acuerdo con el periodista de Bloomberg Mark Gurman (que suele acertar bastante con estas cosas), el sucesor del iPhone XS y del iPhone XS Max tendrá una tercera cámara extra con una lente gran angular, todo metido dentro de una especie de cuadrado horrible. Según informa, esto aumentará la capacidad del zoom del nuevo iPhone y habilitará una nueva función para corregir imágenes que te permite añadir a alguna persona que hayas cortado en la foto por error. La cámara del iPhone XR tendrá una segunda lente para conseguir un mejor zoom.

Todas estas nuevas características suenan muy bien sobre el papel. ¡Una lente gran angular me vendría de perlas para sacarme fotos en el Gran Cañón este verano! Pero luego ves cómo quedaría ese bulto cuadrado en los nuevos iPhone y...

Advertisement

Basándonos en esta foto de los moldes del iPhone, el bulto de la cámara será aproximadamente el doble de grande que el del iPhone XS, y ya estaríamos hablando de un relieve bastante notable. La gente que no usa funda, como yo, te dirá que un bulto tan notorio tiende a atascarse cuando tratas de deslizar el dispositivo fuera del bolsillo, y cuando colocas el iPhone sobre una mesa, no quedará plano. Simplemente bailará de un lado a otro como una mesa que necesita un calzo.

Las personas que ponen funda a su teléfono (la mayoría) probablemente no noten tanto la diferencia. El bulto de la cámara probablemente quede al ras con el exterior de las fundas que saque Apple, como ocurre actualmente con el iPhone XS. En cualquier caso, parece que Apple se ha dado cuenta de que la gran mayoría de gente usa funda, por lo que han renunciado a deshacerse del relieve de la cámara. Así que parece que Apple se ha rendido al relieve y lo va a convertir en la pieza central del diseño del nuevo iPhone.

Advertisement

Se podría argumentar que es una estrategia meditada. A Apple le encanta cualquier símbolo de estatus, algo que haga que sus nuevos modelos de iPhone sean inmediatamente reconocibles para cualquiera que los vea. Me inclino a creer que esto fue parte del motivo por el que Apple hizo hincapié en el diseño del notch cuando lanzó el iPhone X hace un par de años. Con el notch, era fácil ver quién se había dejado $1.000 en el último iPhone solo echando un vistazo a su pantalla. Con el nuevo relieve cuadrado de la parte trasera, ocurrirá lo mismo.

Por otro lado, esto también quiere decir que Apple está tratando de innovar en el espacio de los smarphones. Sabemos que las ventas de iPhone están flaqueando a medida que las personas aguantan con sus dispositivos mucho más tiempo. La última gran innovación de Apple fue Face ID, que es genial, y Gurman ha dicho que un nuevo chip A13 está en desarrollo. También dice que los nuevos iPhones tendrán carga bidireccional, como la que tienen varios teléfonos de la competencia, como por ejemplo el Samsung Galaxy S10. Sin embargo, esto son pequeños detalles, por lo que Apple lo apostará todo a conseguir la mejor cámara.

Advertisement

Estoy empezando a pensar que no odio el bulto de la cámara cuadrada porque sea tan feo (y lo es). Lo que me molesta realmente es la incapacidad de Apple para inventar algo nuevo. En cuanto a las cámaras de smartphones, la compañía está empezando a quedarse atrás. El nuevo Pixel 3a de Google que cuesta $400 tiene una cámara que funciona mejor en muchas situaciones que la de un iPhone XS que cuesta casi el triple. El Galaxy S10 tiene tres cámaras, incluida una gran angular. El Nokia 9 PureView tiene cinco cámaras de 12MP en la parte posterior y no tiene ningún relieve en la parte trasera. Si el bulto de la parte trasera es lo más emocionante del nuevo iPhone de este año, Apple tendrá mucho que hacer para alcanzar a sus competidores

Obviamente, es demasiado pronto para sacar conclusiones sobre el aspecto que tendrán los nuevos iPhones. Seguramente sean bastante aburridos. Y si no te gusta el gran bulto de la cámara o la falta de nuevas y llamativas características, tenemos una gran noticia que darte: no tienes porque comprarte uno. Seguramente que tu antiguo teléfono sea más que suficiente.