Hasta la serie que menos te lo esperas está llena de efectos digitales (y no nos damos cuenta)

Antes de ponerte a despotricar sobre cómo el uso excesivo de efectos visuales está arruinando las industrias del cine y la televisión, mira esta descomposición de varias escenas de Big Little Lies, la serie de HBO. Los gráficos generados por ordenador y la composición digital se han convertido en una herramienta de realización tan frecuente que tus ojos probablemente no se dan cuenta de que están siendo engañados el 90% de las veces.

Advertisement

Hay algunas películas que solo sirven de exhibición para los grandes estudios de efectos visuales: se me vienen a la mente Twister, DragonHeart, y cada una de las películas de Transformers. Pero hoy en día sería difícil encontrar un solo programa de la televisión, incluso series dramáticas como Big Little Lies, que de alguna manera no aprovechen las modernas técnicas de VFX.

Como explica el supervisor de efectos visuales Marc Côté, rodar con los actores frente a una pantalla verde y luego cambiar el fondo para que parezca que están en un café junto al mar en Monterey Bay no solo es más barato que filmar in situ, sino que garantiza que las cosas no se van a complicar y que el sol nunca desaparecerá detrás de una nube. También hace mucho más fácil y seguro el trabajo de los dobles de acción, que pueden colgarse de un enorme colchón verde en lugar del borde de un acantilado.

[Vimeo via Art of VFX]

Share This Story