Hay un truco para evitar un bostezo inoportuno. La clave está en la respiración

8.9K
4
Save
Imagen: Michael Dodge (Getty images)

¿Necesitas detener rápidamente un bostezo? ¿Has sentido alguna vez ese deseo irrefrenable y no has sabido cómo pararlo? He hablado con Andrew Gallup, un profesor de psicología en el Instituto Politécnico SUNY que ha estudiado durante mucho tiempo el propósito evolutivo detrás de los bostezos. Me ha explicado el propósito que hay detrás de nuestra necesidad de bostezar y cómo una sencilla técnica de respiración (y una bolsa de hielo) puede impedir que se desencadene. Pero, antes de continuar, ¿por qué bostezamos?

Seguro que has escuchado alguna vez que ayuda a llevar oxígeno a tu cerebro cuando estás cansado o tienes sueño (es una falsa teoría bastante extendida). No, esto no es cierto. Pero existen multitud de teorías.

Advertisement

No se trata de ninguna ciencia exacta, pero según Gallup “resulta que bostezar facilita los procesos fisiológicos que ayudan al enfriamiento del cerebro. Altera la velocidad y la temperatura del flujo de sangre que viaja al cerebro”. En otras palabras, el bostezo en realidad evita que el cerebro se sobrecaliente.

Foto: George Marks (Getty Images)

Cambia tu respiración para evitar bostezar

Según la hipótesis que defiende Gallup, bostezamos para tratar de regular la temperatura de nuestro cerebro, por eso, colocar una bolsa de hielo sobre tu cabeza o permanecer en una habitación fría puede ayudarte a detener el problema. Aunque si te parece demasiado raro ponerte una bolsa de hielo en la cabeza, prueba a cambiar tu respiración.

Advertisement

“Hemos realizado experimentos en los que manipulamos los patrones de respiración de los participantes mientras estaban expuestos a estímulos para provocar que bostecen, y encontramos que cuando los participantes inhalan y exhalan por la nariz, casi nunca bostezan”, dijo. “La razón de esto es que la respiración nasal repetitiva en realidad enfría las áreas del córtex frontal”.

Así que inhalar y exhalar por la nariz varias veces puede ayudarte a enfriar el cerebro y, de hecho, puede evitar que acabes bostezando. Y si eso no funciona, intenta dormir un poco. Es posible que no resuelva tu problema con los bostezos, pero seguro que te sienta bien de todas formas.

Share This Story