Imprimir una masa de tejido orgánico vivo es algo que ya se ha logrado, pero de ahí a tener un órgano complejo y que funcione como un hígado hay mucho. Uno de los principales problemas de la impresión de órganos para transplantes era crear un sistema de venas, arterias y capilares funcional. Un grupo de investigadores acaba de conseguirlo.

Todos los órganos tienen una compleja red vascular que permite a las células recibir oxígeno y nutrientes, así como librarse de los desechos. Un grupo de científicos de las universidades de Harvard, Stanford, Sidney, y el MIT ha dado con una técnica que permite imprimir en 3D esta red, para después recubrirla con las células necesarias en cada caso.

En junio de este a√Īo, otro grupo de investigadores lograron imprimir en 3D venas y arterias funcionales. Lo que se ha descubierto ahora es una t√©cnica similar para poder recrear un sistema vascular tan complejo como el de un √≥rgano humano.

El procedimiento consiste en una red de fibras recubiertas de células endoteliales y una base de proteínas que se endurece con la luz. Cuando esta cobertura de proteínas adquiere la suficiente consistencia, las fibras se extraen, dejando una red de venas y arterias plenamente funcional. El siguiente paso es recubrir esa red con células madre del paciente que se desarrollen en el órgano deseado. La nueva técnica nos acerca a un futuro en el que los médicos puedan imprimir en 3D órganos nuevos totalmente compatibles con los del paciente que los necesite. [Universidad de Sidney vía 3D Print]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook oGoogle+ :)