El oxígeno, y el agua y la comida serán sin duda lo más solicitado cuando el ser humano llegue a Marte, pero llegará un día en que todo eso esté asegurado, ¿y entonces qué? Correcto. Después del trabajo nada mejor que una cerveza fresquita. Por fortuna el proyecto ya ha comenzado a investigarse.

El Centro para el Progreso Científico en el Espacio (CASIS por sus siglas en inglés) es la organización que gestiona la Estación Espacial Internacional, y acaba de llegar a un acuerdo con la compañía cervecera Budweisser. El objetivo de ese acuerdo no es otro que investigar cómo afecta el espacio a la cebada y determinar hasta qué punto será posible cultivar ese cereal sobre la superficie de Marte.

La primera fase del proyecto enviará varias muestras de cebada a la Estación Espacial Internacional, donde se estudiará cómo reaccionan las semillas a la microgravedad, y cómo germinan bajo esas condiciones.

Obviamente, el interés de Budweisser es ser la primera compañía en producir cerveza en Marte, pero la cebada es también un valioso alimento y CASIS está interesada en estudiarla igual que lo está en cualquier otro cultivo. Las semillas subirán a la ISS a bordo de una cápsula Dragón de Space X el próximo día 4 de diciembre. La primera semilla para tener cerveza cuando lleguemos a Marte ya está plantada. Ya solo falta que haya buena señal wifi, sofás y algo para picar. [vía Daily Mail]