Si el a├▒o pasado asomaron la cabeza, el 2013 puede ser el a├▒o de gloria de los fabricantes chinos de smartphones.

Huawei y ZTE van a por todas. Y esta ├║ltima, ZTE, muy, muy en serio. En 2012 ascendi├│ al 4┬║ puesto mundial de fabricantes de smartphones, solo por detr├ís de Samsung, Apple y RIM. Y s├ş, por delante de HTC, Nokia y compa├▒├şa. Ahora, quieren comerse el mercado y han estrenado nuevo smartphone en el CES de Las Vegas, el Grand S.

Sobre el papel, este cacharro es un s├║per-m├│vil: Android 4.1; pantalla de 5 pulgadas con resoluci├│n┬á1920x1080 (440 ppi), igual que el Huawei Ascend D2 o los nuevos m├│viles Xperia de Sony; procesador Qualcomm Snapdragon de cuatro n├║cleos a 1,7 GHz; 2GB de RAM, 16GB de almacenamiento, LTE; c├ímara de 13 megap├şxeles y muy fino, 7,9 mm.

Wow, pero no tanto.

Nuestros compañeros de Gizmodo en EE.UU. lo han podido probar a fondo y el resultado es menos sorprendente. Lo bueno, el diseño convence más o menos, que ya es mucho para un fabricante chino como ZTE cuya debilidad es precisamente esa, la calidad y el diseño. Es ligero y tiene empaque.

Advertisement

Las cosas se ponen feas con el software. Tiene un interfaz personalizado de Android que se carga la fluided de Android Jelly Bean (4.1). Los men├║s son como del a├▒o 2000. Todo parece acartonado, no apetece tocarlo. Y va lento y a trompicones, a pesar del cohete de procesador. La c├ímara tarda en abrirse, en disparar... en general, la lentitud del tel├ęfono es preocupante.

Dicho esto, si ZTE consigue mejorarlo, tiene el pastel enterito a su disposición. Con RIM, Nokia y HTC intentado encontrar el camino, el tercer puesto está a tiro. 

Advertisement

El Grand S saldr├í a la venta en China este trimestre y en EE.UU en el 2┬║, cuando probablemente llegue tambi├ęn a Europa. Sin detalles de precio. [Gizmodo]