Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

La empresa de Warren Buffett cotiza tan alto que los ordenadores de Nasdaq no pueden registrar el precio de la acción

Ilustración para el artículo titulado La empresa de Warren Buffett cotiza tan alto que los ordenadores de Nasdaq no pueden registrar el precio de la acción
Foto: Nasdaq (Getty Images)

Berkshire Hathaway, el grupo inversor dirigido por Warren Buffett, cerró su cotización el martes a un precio de 421.420 dólares por acción con tendencia al alza. Es una buena noticia para los inversores, pero plantea un problema urgente para Nasdaq, ya que el precio máximo por acción que pueden almacenar sus ordenadores es de 429.496 dólares con 72,95 centavos.

Advertisement

Ocurre que los ordenadores de Nasdaq y otros operadores del mercado almacenan el precio de las acciones como un número de 32 bits. El número más alto posible en este formato compacto es 2^32 -1, o 4.294.967.295. Sin embargo, Nasdaq registra el precio de las acciones con cuatro decimales (hasta la centésima parte de un centavo), de manera que el número más grande que puede almacenar no es ese, sino 429.496,7296. (2^32 - 1) / 10000.

El límite no sería un problema si las acciones Clase A de Berkshire Hathaway no estuvieran a punto de alcanzarlo. La empresa estadounidense con el segundo precio más alto por acción es la constructora de viviendas NVR Inc., que cotiza a poco más de 5100 dólares. Sin embargo, Warren Buffett rechaza ordenar una división de las acciones Clase A de Berkshire, y por eso creó las acciones Clase B que cotizan a un precio de 280 dólares. El inversor ha llegado a firmar tarjetas de cumpleaños con el mensaje “que vivas hasta que Berkshire se divida”.

El martes, Nasdaq suspendió temporalmente la transmisión de precios de las acciones Clase A de Berkshire en varios feeds para brokers y sitios web financieros. Otro operador de bolsa, IEX Group Inc., dejó de aceptar órdenes de inversores para las mismas acciones en marzo “debido a una limitación de precios interna dentro del sistema de negociación”. El Wall Street Journal describe el problema como la “versión bursátil” del famoso efecto 2000.

Si bien los números en formato 32 bits ocupan menos memoria y pueden hacer que el software sea más eficiente (una prioridad en el mundo del comercio electrónico de acciones), Nasdaq está pagando su falta de previsión con una carrera a contrarreloj para adaptar sus sistemas. La Bolsa de Valores de Nueva York, donde cotiza Berkshire, dice que no se verá afectada por el precio de la acción. Y a Warren Buffett no hace falta preguntarle: a sus 90 años, sigue sin estar dispuesto a dividir las acciones, aunque con ello se venga abajo Nasdaq.

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche