En los a√Īos 70 y 80, el Concorde era el rey de los cielos, pero la m√≠tica aeronave no era el √ļnico avi√≥n de pasajeros supers√≥nico ni mucho menos. Meses antes de que despegara por primera vez, otro p√°jaro supers√≥nico debutaba a miles de kil√≥metros al este. Era el Tupolev Tu-144 sovi√©tico. Este v√≠deo recoge su historia.

Advertisement

El Tu-144 fue el resultado de la carrera entre la URSS, Estados Unidos y Europa por ser los primeros en conquistar el vuelo supersónico de pasajeros. Estados Unidos ni siquiera logró llegar a la meta. Su Boeing 2707 nunca llegó a despegar por los altísimos costes de producción. El proyecto se canceló en 1971 antes incluso de que se completaran los prototipos.

El consorcio formado por Francia y Reino Unido se impuso con el Concorde, pero los primeros en fabricar su avión supersónico fueron los rusos. En muchos aspectos, el Tu-144 era más avanzado que el Concorde. Alcanzaba mayores velocidades, y también era más grande. En su cabina podía albergar un máximo de 140 pasajeros frente a los 120 del Concorde.

Foto: Christian Volpati / Wikipedia

Advertisement

Desgraciadamente, no estaba exento de problemas. Sus potentes motores turbojet Kolesov RD-36-51 eran extremadamente ruidosos y la cabina no estaba bien insonorizada. A resultas de ello el nivel e ruido era tan atroz que los pasajeros a menudo encontraban m√°s pr√°ctico pasarse notas escritas para conversar que intentar desga√Īitarse en voz alta. Por otra parte, el Tu-144 era una m√°quina de devorar combustible y eso lo releg√≥ a una √ļnica ruta entre Mosc√ļ y Kazajist√°n. Dej√≥ de operar en 1984. A pesar de todo, era un p√°jaro formidable que merece tanta atenci√≥n como el propio Concorde. A√Īos m√°s tarde, la NASA se hizo con uno para estudiar c√≥mo reducir el ruido en los vuelos supers√≥nicos. A√ļn no lo han logrado. Este es el v√≠deo. [v√≠a Mustard]