Foto: AP Images.

Los √ļltimos meses han sido dif√≠ciles para Elon Musk. Tesla, una de sus varias compa√Ī√≠as, se encuentra en el ojo del hurac√°n debido al retraso en la producci√≥n de su nuevo coche, el Model 3, lo que ha resultado en el descontento de algunos miembros de la junta directiva, quienes ahora consideran la posibilidad de despedirlo como presidente.

Advertisement

Musk es presidente administrativo de Tesla, adem√°s de tambi√©n su director ejecutivo (CEO). Para inversionistas de la compa√Ī√≠a, como Jing Zhao, esto supone un problema porque ‚Äúaunque combinar el rol de presidente con el de CEO pudo haber sido beneficioso durante los inicios de la empresa, ahora que Tesla est√° madurando es algo contraproducente [...] debido a que Musk tambi√©n est√° involucrado con otras compa√Ī√≠as.‚ÄĚ

Dicho de otro modo, el hecho de que Musk tambi√©n sea el director ejecutivo de SpaceX y presidente de SolarCity (ahora subsidiaria de Tesla), b√°sicamente lo tiene muy ocupado como para poder ejercer efectivamente sus labores en la compa√Ī√≠a de coches el√©ctricos y bater√≠as. Es por esto que ha incluido una propuesta para la pr√≥xima reuni√≥n de la junta, en la que votar√°n si Musk seguir√° siendo presidente o no.

Otros miembros de la junta no est√°n de acuerdo con la propuesta de Zhao de cambiar a Musk por un ‚Äúpresidente independiente‚ÄĚ. Muchos est√°n seguros de que lo involucrado y expuesto que est√° Musk diariamente con los negocios de la compa√Ī√≠a ‚Äúhan sido el secreto del √©xito de Tesla‚ÄĚ.

Advertisement

Recientemente Musk comentó en una entrevista que incluso pasa noches durmiendo en la fábrica de Tesla en el estado de California, intentando solventar en tiempo real los problemas de la línea de producción del Model 3, y que poco a poco ha ido incrementando la cantidad de coches que producen cada semana. Para el mes de junio, espera poder producir unos 6000 Model 3 semanales. [vía Electrek]