Ilustración: Jim Cooke/GMG

No sólo suegras/os. La línea abierta se ha convertido en un espacio de quejas y peticiones de deportaciones de lo más surrealista. Una serie de registros internos de las llamadas obtenidas por el medio Splinter demuestran que la gente ha tomado la línea para asuntos (muy) personales.

En el mes de abril la Administraci√≥n Trump lanz√≥ VOICE, una l√≠nea telef√≥nica y oficina ‚Äúpara las v√≠ctima de cr√≠menes de inmigrantes‚ÄĚ. Seg√ļn explic√≥ el mismo Trump en el momento del anuncio, con ello se intentaba ‚Äúdar voz a aquellos ignorados por medios de comunicaci√≥n y silenciados por grupos de inter√©s‚ÄĚ.

Advertisement

Obviamente, el mensaje fue ampliamente criticado por gran parte de la población, ya que se veía como una iniciativa de gran carga nacionalista donde Trump y su gobierno volvían a incidir sobre los inmigrantes en el país.

Imagen: Alan Clarke/Flickr

Pues bien, han pasado cinco meses desde entonces, y el balance de la iniciativa no ha podido ser mas incongruente. Splinter ha tenido acceso a muchos de los registros internos telefónicos, evidencias de que cientos de estadounidenses se han apoderado de VOICE para presentar acusaciones secretas contra conocidos, desde vecinos hasta miembros de familia, denuncias que en la mayoría de los casos trataban de deportar a la otra persona.

Advertisement

Los registros provienen de la propia p√°gina web de Inmigraci√≥n y Aduanas, y rara vez se habla del sentido original de VOICE, esa ‚Äúcriminalidad peligrosa‚ÄĚ de la que hablaba Trump. En cambio, se ha convertido en un foro para resolver las rencillas personales. Veamos algunos ejemplos muy gr√°ficos.

El 25 de mayo de este a√Īo, un hombre llam√≥ para decir que su hijastro estaba violando una orden de restricci√≥n al estacionar su coche cerca de su casa. El hombre no quer√≠a que su esposa supiera que estaba intentando que su hijo fuera deportado. Seg√ļn el informe de VOICE:

Donald Trump. AP

La persona que llam√≥ declar√≥ que el extranjero ilegal (su hijastro) era un drogadicto sin empleo. Dijo que era un vagabundo que viv√≠a en el coche aparcado en una direcci√≥n que suministr√≥. La persona que llam√≥ declar√≥ que es un peligro para la sociedad y quer√≠a saber por qu√© no est√° bajo custodia despu√©s de que el sujeto desapareciera recientemente de su audiencia judicial (con n√ļmero y fecha redactada) y ahora estaba violando la libertad condicional. La persona que llam√≥ ha proporcionado un n√ļmero y nombre del sujeto.

Advertisement

Sin embargo, hay otras quejas mucho más difíciles de catalogar. Splinter resume algunas de las llamadas más surrealistas que se han dado desde la creación de VOICE:

La persona que llam√≥ inform√≥ sobre su suegra y su cu√Īada, indicando que hab√≠an entrado en el pa√≠s como turistas y permanec√≠an en Estados Unidos para conseguir su estatus legal.

La persona que llamó declaró que un indocumentado está destruyendo a su familia y está cometiendo adulterio.

La persona que llamó informó que su ex esposa es una indocumentada que se había quedado sin su visa.

La persona que llamó informó de un extranjero ilegal porque este no le permitía ver a su nieta.

Advertisement

Presentación de VOICE. AP

Como cuenta el medio, hay muchísimas más. En realidad, cientos de llamadas donde el informe no se acerca ni remotamente al origen de la iniciativa. Personas que llaman para advertir de matrimonios de conveniencia, otras porque se va a celebrar un divorcio y ofrecen la fecha de la audiencia para que deporten a la otra persona, o incluso denuncias falsas de malos tratos.

En definitiva, si la iniciativa VOICE ya había nacido bajo la sospecha de un esfuerzo por enfundar miedo a la inmigración, el paso del tiempo parece haberla convertido en una caricatura de muy mal gusto, una con lo peor del ser humano. [Splinter vía Boing Boing]