105 pulgadas de diagonal en formato 21:9, con resolución 4K, y dotada de un motor que permite doblar la propia pantalla para que la imagen sea más envolvente. El nuevo televisor de Samsung es todo un capricho que por fin llega al mercado europeo. Su precio aún no está decidido oficialmente, pero rondará los 80.000 euros.

Advertisement

A cambio de este doloroso desembolso, Samsung ofrece resolución 4K y todos los trucos y funciones disponibles en su catálogo de smart TV. LA compañía ya presentó una primera versión de este televisor transformable en el CES de enero de este año, aunque aquel solo alcanzaba las 80 pulgadas. Los GIFs bajo estas líneas corresponden precisamente a ese modelo. Más tarde, en verano, Samsung lanzó una versión comercial de 78 pulgadas en el mercado de Corea del Sur.