Foto: Joe Gough / Shutterstock

De peque√Īos nos dec√≠an que nos nos llev√°ramos a la boca las cosas que recogi√©ramos del suelo. El consejo no solo sigue siendo v√°lido. Tambi√©n puede extenderse a no meter en el puerto USB una memoria encontrada en la calle. Un estudio ha demostrado que la mitad de los usuarios no hicieron caso a sus mam√°s o no recuerdan el consejo.

Advertisement

Un grupo de investigadores de la Universidad de Illinois Urbana-Champaign decidieron llevar el experimento a la pr√°ctica y diseminaron 297 memorias USB en todo tipo de lugares p√ļblicos del campus, desde los jardines a la biblioteca, las cafeter√≠as o tirados en el suelo. Despu√©s esperaron a que alguien los encontrara.

Los USB ten√≠an una serie de archivos de apariencia normal, pero dentro ocultaban un c√≥digo que enviaba un aviso a los investigadores en el momento e el que alguien abr√≠a los archivos desde una computadora conectada a Internet. El 45% de los USB fueron encontrados por alguien que los abri√≥ sin tomar ning√ļn tipo de precauci√≥n. Probablemente fueron m√°s si tenemos en cuenta que muchos pudieron haberlos abierto en equipos que no estaban conectados a la red en ese momento.

Las memorias se diseminaron en varias presentaciones, algunas abiertamente sospechosas.

Advertisement

Al abrir el archivo, tambi√©n se ejecutaba una ventana en el navegador explicando que se trataba de un experimento y pidiendo que rellenaran una peque√Īa encuesta. De los usuarios que contestaron las preguntas, la mayor√≠a explicaron que simplemente lo hicieron por curiosidad o para tratrar de recabar alg√ļn dato que permitiera devolver la memoria a su propietario. No faltaron quienes reconocieron que simplemente necesitaban un USB y que no pensaban devolverlo.

Seg√ļn los investigadores, no estamos hablando de personas sin conocimientos t√©cnicos, sino m√°s bien de usuarios que valoran el riesgo y lo asumen con fines recreativos. De hecho, una parte de los encuestados reconoci√≥ que recurri√≥ a las computadoras de la Universidad para abrir los archivos en vez de a las suyas propias. Es una peque√Īa victoria para la ciberseguridad, pero no habla muy bien del ser humano. ¬ŅQu√© hubiera ocurrido en tu facultad o tu empresa? [University of Illinois Urbana-Champaign v√≠a Science Alert]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.