Interpretación artística de la superficie de Psyche. Vía NASA

Nadie sabe c√≥mo es Psyche. Tan solo imaginar su superficie es un ejercicio arriesgado sencillamente porque no tenemos la m√°s m√≠nima referencia. Esa es solo la primera raz√≥n por la que la NASA ha decidido dar luz verde para explorar uno de los objetos m√°s extra√Īos de todo el Sistema Solar.

Hasta ahora hemos visitado planetas rocosos como Marte o Plut√≥n y gigantes gaseosos como J√ļpiter o Saturno, pero nunca nos hemos acercado a un planeta cuya composici√≥n se reduce a una aleaci√≥n casi pura de hierro y n√≠quel. Ni siquiera sabemos qu√© aspecto puede tener su superficie.

Por supuesto, sacarle fotos para saciar nuestra curiosidad no es la √ļnica raz√≥n para visitar Psyche, cuyo nombre completo es 16 Psyche. Se cree que el asteroide, de 210 kil√≥metros de di√°metro, es lo que queda del n√ļcleo de un planeta del tama√Īo de Marte que qued√≥ completamente destruido durante la formaci√≥n del Sistema Solar. Estudiar su composici√≥n puede arrojar muchas claves sobre el n√ļcleo de nuestro propio planeta, que por ahora es imposible de visitar. La tercera y √ļltima raz√≥n es que Psyche podr√≠a ser un aut√©ntico tesoro en lo que se refiere a miner√≠a espacial.

La misión a Psyche se lanzará en 2023, y no llegará a su destino hasta 2030. Cuando lo haga, pasará 20 meses orbitando alrededor del asteroide, determinando con exactitud su composición y campo magnético, y cartografiando en detalle su superficie.

Advertisement

Antes de Psyche hay otra misi√≥n llamada Lucy. Despegar√° en 2021 y su destino son los denominados asteroides troyanos de J√ļpiter, a los que llegar√° en 2025. Se trata de un grupo de grandes asteroides capturados por la gravedad de J√ļpiter que comparten su √≥rbita alrededor del Sol con la del planeta gaseoso. [v√≠a NASA]