Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

La NASA detecta por primera vez moléculas de agua en Europa, la luna de Júpiter

Ilustración: NASA/ESA/K. Retherford/SWRI

De todo el sistema solar, hay dos lugares donde es más probable que exista o haya existido vida, además de la Tierra: uno es Marte y el otro es Europa, la más pequeña de las cuatro lunas de Júpiter descubiertas en 1610 por Galileo Galilei.

La nave espacial Voyager tomó hace 40 años las primeras fotos en primer plano de Europa. Las históricas imágenes revelaron que había grietas marrones por toda la superficie del satélite. Misiones y observaciones posteriores aportaron pruebas de que un enorme océano de agua líquida se estaba escondiendo bajo la superficie helada, y que parte de ella salía expulsada violentamente a través de las grietas en forma de vapor de agua.

Advertisement

Esta semana, un equipo de investigación liderado por el Goddard Space Flight Center de la NASA ha obtenido la primera detección directa de moléculas de agua en Europa. El estudio confirma que existe vapor de agua en la superficie de uno de los mejores candidatos para la vida extraterrestre del sistema solar.

Los científicos observaron toda la superficie de Europa durante 17 días no consecutivos con el telescopio Keck de Hawaii. En un momento, el telescopio detectó una señal brillante de luz infrarroja que solo podía corresponderse con un estallido de vapor de agua. Según los investigadores, el agua escapa de las reservas del subsuelo a través de las grietas, el vapor queda expuesto a la radiación del Sol y las moléculas emiten un brillo infrarrojo reconocible.

Los investigadores midieron más de 2000 toneladas de agua, lo que significa que los gigantescos géiseres de Europa pueden expulsar el volumen de una piscina olímpica hacia el espacio. Aunque no es agua líquida, esta es la primera vez que se observan directamente moléculas de agua en la luna de Júpiter.

El agua es uno de los ingredientes esenciales para la vida, pero no es suficiente por sí sola. Para que florezca vida tal y como la conocemos hacen falta también una serie de elementos químicos y una fuente de energía. En Europa hay enormes cantidades de agua y probablemente elementos como el carbono, el oxígeno, el hidrógeno, el nitrógeno, el fósforo y el azufre. Una fuente de energía podría ser la fuerza de marea a la que está sometida por acción de Júpiter, que hace que el satélite libere calor (lo que mantiene el agua del subsuelo líquida).

Advertisement

La misión Clipper de la NASA estudiará la luna joviana de cerca para salir de dudas. No hará falta perforar la superficie del satélite para acceder al agua: ahora sabemos con certeza que sale disparada hacia el exterior. La misión a Europa podría acabar siendo tan emocionante como la misión a Marte.

Share This Story

About the author

Matías S. Zavia

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: 08B1 8FBD 5DA0 45F1 2C2D F329 BD6D 0689 6FB2 7BEBPGP Key