Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Según informes filtrados por Edward Snowden y publicados ahora por Reuters, la NSA pagó 10 millones de dólares a una gran compañía de seguridad (RSA, parte de EMC) para que debilitara su software de cifrado y le dejara las puertas abiertas. Los programas de cifrado están ahí justo para eso, para protegernos y evitar que alguien acceda a nuestra información. ¿Cómo saltárselos? La NSA lo tenía claro: con sobornos.

La revelación demuestra de nuevo la total impunidad con la que actuaba la NSA. La organización sobornó a la firma RSA con 10 millones de dólares para que alterara uno de sus programas de cifrado. El software en concreto, llamado bSafe, lo utilizan millones de personas y empresas para proteger su información. Según los documentos, la NSA pagó a RSA para que esta incorporara un algoritmo de generación de cifrado más débil, de forma que los empleados de la agencia no tuvieran problemas para saltárselo en sus tareas de espionaje.

Advertisement

Ni la compañía ni la NSA han reconocido las acusaciones, pero Reuters asegura haberlo confirmado con fuentes internas dentro de la NSA. Algunas de estas fuentes apuntan a que la firma RSA fue engañada por la NSA, pero otras señalan que sus directivos conocían a la perfección el terreno en el que se metían al aceptar 10 millones de dólares por debilitar su software a petición del gobierno estadounidense. Así están las cosas. [Reuters]

Share This Story

Get our newsletter