Image: Pixabay.

La creencia errada de que las vacunas causan autismo es una que, juzgando por los correos electr√≥nicos que recibo, contin√ļa existiendo. Es por esto que ahora los veterinarios en el Reino Unido y en otros pa√≠ses se han visto obligados a lidiar con los antivacunas que ahora tambi√©n quieren perjudicar a los perros.

Advertisement

Recientemente un programa de televisi√≥n del Reino Unido, llamado ‚ÄúGood Morning Britain‚ÄĚ, public√≥ un tuit en el que hac√≠an un llamado a propietarios de mascotas que se niegan a vacunar a sus queridos cachorritos por miedo a los efectos secundarios, incluyendo a los que creen que sus perros desarrollaron autismo gracias a las inyecciones. Un d√≠a m√°s tarde, la Asociaci√≥n veterinaria del Reino Unido (BVA), en t√©rminos muy claros, asegur√≥ que esto es falso.

‚ÄúNo existe evidencia cient√≠fica confiable que indique que existe el autismo en los perros (ni ning√ļn v√≠nculo a las vacunas‚ÄĚ, afirm√≥ la organizaci√≥n en un tuit que respond√≠a al mensaje del programa de TV. Seg√ļn los expertos, la posibilidad de sufrir efectos secundarios es baja, ‚Äúy se ve compensada por los beneficios en la protecci√≥n contra las enfermedades‚ÄĚ.

‚ÄúBuscamos hablar con due√Īos de mascotas que no las han vacunado porque est√°n preocupados de los efectos secundarios, al igual que con personas que han vacunado a sus mascotas y debido a ello desarrollaron autismo canino‚ÄĚ.

‚ÄúActualmente no existe evidencia cient√≠fica confiable que indique que existe en autismo en los perros (ni ning√ļn v√≠nculo a las vacunas). Los posibles efectos secundarios de las vacunas son raros, y se ven compensados por los beneficios de protegerlos contra las enfermedades. BVA felizmente proporcionar√≠a esta informaci√≥n bas√°ndonos en evidencias relacionadas al tema‚ÄĚ.

Advertisement

La tendencia, seg√ļn mencion√≥ posteriormente BVA, parece provenir de propietarios de mascotas en Estados Unidos. El a√Īo pasado el medio Brooklyn Paper inform√≥ que los veterinarios en Nueva York hab√≠an comenzado a notar que algunos due√Īos de mascotas ahora dudan de vacunar a sus perros, por temor a causar s√≠ntomas similares al autismo, tales como torpeza social y comportamiento demasiado agresivo hacia los extra√Īos (es decir, comportamiento de perro).

Como menciona Snopes en su an√°lisis del art√≠culo del Brooklyn Paper, es dif√≠cil saber si hoy en d√≠a los antivacunas perrunos son algo com√ļn, pero sin duda parece que algunos de los activistas ac√©rrimos y chiflados del movimiento antivacunas ahora quieren llevar sus ideas a los perros.

Los veterinarios británicos podrían sentirse un poco doloridos al ver que la tendencia ha llegado a sus tierras, dado que el supuesto vínculo entre las vacunas y el autismo fue impulsado originalmente por la investigación fraudulenta del doctor británico Andrew Wakefield. Reino Unido le quitó la licencia de prácticas médicas a Wakefield poco después de publicar su investigación, y ahora pasa sus días participando en documentales conspiranoicos.

Advertisement

En cualquier caso, debería ser evidente que nuestros perritos y perritas necesitan sus vacunas tanto como nosotros. Existen muchas enfermedades horribles e incluso fatales que pueden prevenirse mediante vacunas, incluyendo moquillo, la rabia y la parvovirosis. [New York Times]