Una ara√Īa viuda negra
Photo: Sean McCann

Investigadores canadienses han analizado cientos de fotos env√≠adas por particulares y han llegado a una preocupante conclusi√≥n. Las viudas negras, unas ara√Īas cuya picadura puede ser terriblemente dolorosa, est√°n migrando a regiones cada vez m√°s al norte.

Advertisement

La revista PLOS ONE ha publicado un mapa actualizado con la distribuci√≥n de ar√°cnidos por especies. Las viudas negras han ampliado su territorio 50 kil√≥metros hacia el norte respecto a d√≥nde se hallaban hace cincuenta a√Īos. La raz√≥n que sospechan los cient√≠ficos no es otra que el cambio clim√°tico. Las temperaturas son la aut√©ntica frontera que delimita d√≥nde pueden vivir las ara√Īas y d√≥nde no.

Los mapas de distribución de especies suelen elaborarlos biológos que trabajan sobre el terreno, pero este método es tedioso, lento y a menudo produce resultados incorrectos. Para saltar este obstáculo en la metodología, un equipo de las Universidades de McGill y Montreal dirigido por Yifu Wang aprovechó una fuente de información a menudo menospreciada: los aficionados con smartphones.

La colaboraci√≥n ciudadana ha sido crucial para nuestro proyecto de modelar la distribuci√≥n de las ara√Īas sobre el mapa. A la gente le entusiasma fotografiar especies que nunca han visto, y esa informaci√≥n ha contribuido de manera muy significativa a nuestra investigaci√≥n y a la manera en la que hacemos ciencia.

Advertisement

El equipo de Wang ha empleado herramientas de modelado de datos para eliminar los avistamientos dudosos o cuestionables de una enorme base documental que se remonta a 1960. Los datos obtenidos por aficionados comienzan hacia 1990. Toda la informaci√≥n se contrast√≥ con los mapas disponibles de dos ara√Īas: la viuda negra y una especie de tar√°ntula at√≠pica, la Sphodros Niger.

Mapa de distribución de las viudas negras en Norteamérica
Graphic: Yifu Wang

El territorio de las viudas negras se ha extendido hacia el norte, alcanzando zonas de Ontario y Quebec. Lo mismo ocurre con las otras ara√Īas. En ambos casos la temperatura es crucial. Las viudas negras necesitan altas temperaturas los tres meses m√°s c√°lidos del a√Īo. Las tar√°ntulas necesitan que los tres meses m√°s fr√≠os no bajen de una determinada marca. Los investigadores culpan directamente al cambio clim√°tico como el causante principal de esta extensi√≥n.

Advertisement

La ampliación del territorio de las viudas negras supone que los profesionales de salud tienen que estar preparados para casos de mordedura que probablemente sean nuevos para ellos. Las viudas negras gustan de anidar entre objetos como macetas y se muestran agresivas su una persona toca sus telas.

Las viudas negras son fáciles de identificar. Todas ellas llevan una mancha con forma que recuerda a un reloj de arena y marcas blancas en la espalda. Pueden encontrarse en zonas tranquilas con maleza como vallas o pilas de troncos. También gustan de frecuentar espacios cerrados de jardín como retretes de campo o cobertizos.

Advertisement

El CDC explica que la picadura deja dos marcas caracter√≠sticas y produce un intenso dolor en la zona que r√°pidamente se extiende a abdomen, pecho y todo el cuerpo. La picadura no es mortal en adultos, pero causa un dolor extremo acompa√Īado de contracciones musculares que requieren asistencia m√©dica. En caso de picadura se recomienda no intentar extraer el veneno, Limpiar la herida con agua y jab√≥n y mantener elevada la zona si es posible.

Los investigadores adem√°s creen que el nuevo territorio de las viudas negras probablemente sea mayor. La hip√≥tesis es que seguramente alcance 50 kil√≥metros m√°s al norte y alcance la zona de Montreal, aunque de momento no ha habido avistamientos all√≠. Wang y su equipo barajan ahora poner en marcha una plataforma con la que llamar a los aficionados a la vida salvaje a fotografiar ara√Īas y remitir sus datos para tratar de hacer el mapa de distribuci√≥n lo m√°s exacto posible. Si descubres una ara√Īa que no conoces, la mejor manera de identificarla es tomando fotos de ella desde diferentes √°ngulos suando el zoom. No es buena idea acercarse a ellas. [PLOS One v√≠a¬†CBC]