Imagen: Doug Shutter / Shutterstock

Con el cierre de Silk Road y la sentencia de cadena perpetua a su creador, muchos descubrieron que existe un enorme negocio de narcotráfico en Internet, oculto a través de las redes anónimas como Tor. Pero la compraventa de drogas en Internet viene de mucho antes. De hecho, es tan vieja como el comercio electrónico.

Lo primero que se vendió y se compró a través de la red, poco después de que Arpanet empezara a funcionar, fueron unos cogollos de marihuana. Es la historia de cómo nació el e-commerce entre unos estudiantes universitarios que querían colocarse. El episodio fue publicado por John Markoff, periodista del New York Times, en su libro What the Dormouse Said: How the Sixties Counterculture Shaped the Personal Computer Industry.

Seg√ļn relat√≥ Markoff en 2005:

En 1971 o 1972, unos estudiantes de Stanford usaron las cuentas de Arpanet del laboratorio de inteligencia artificial de la universidad para realizar una transacción comercial con sus homólogos del Massachusetts Institute of Technology [MIT]. Antes de que nacieran Amazon o eBay, el acto que fundó el comercio electrónico fue una venta de drogas. Los estudiantes utilizaron la red para organizar en secreto la venta de una cantidad indeterminada de marihuana.

Advertisement

El resto del libro vincula la contracultura de los a√Īos 60, el movimiento hippie y el consumo de drogas (especialmente del LSD) con los avances de la inform√°tica que dieron lugar a nuestra era. Markoff reconoce que los contratos del Pent√°gono y los intereses de grandes empresas como IBM facilitaron la creaci√≥n del ordenador personal, pero asegura que existi√≥ una estrecha relaci√≥n entre los principales genios de la tecnolog√≠a y los psicotr√≥picos.

Muchas cosas han cambiado en estos √ļltimos cuarenta a√Īos, exceptuando el inter√©s de algunos humanos por colocarse. A lo largo de las d√©cadas de los 70, los 80 y los 90 fueron apareciendo diferentes v√≠as en Internet para hacerse con drogas de cualquier tipo, ya fueran legales o ilegales. En 2016 es posible pagar por esos cogollos de marihuana con bitcoins y recibirlos por correo postal en el buz√≥n de casa. Porque, no nos equivoquemos, la cadena perpetua del creador de Silk Road no ha cambiado nada:

Advertisement

[The Guardian vía Motherboard]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.