El coche volador siempre ha sido un sueño a mitad de camino entre la realidad y la ciencia ficción. Aún no se ha podido fabricar un modelo viable, pero DARPA, la agencia de proyectos de investigación de defensa de EE.UU., tiene planes de presentar el Transformer TX en 2015, un extraño e inquietante híbrido entre coche volador y dron.

La idea con el Transformer TX es diseñar un aparato capaz de levantar coches militares y todo tipo de cargamento para desplazarlo a zonas de conflicto. Al ser un dron, al no ir tripulado, la ventaja es que no se perderían vidas humanas en caso de que el avión fuera atacado y derribado.

El proyecto está financiado por DARPA, pero lo llevan a cabo Skunk Works, el apodo con el que se conoce la unidad de proyectos avanzados de Lockheed Martin (sí, la misma unidad que construyó, entre otros, el avión U-2 del que la CIA desclasificó informes la semana pasada).

Advertisement

Advertisement

La idea es tener lista una unidad de prueba en 2015. Todo dependerá del éxito de esa unidad para saber si el proyecto llega finalmente a construirse para uso militar. El Transformer TX podría tener una autonomía de casi 400 kilómetros y alcanzar una velocidad máxima de 340 kilómetros hora. No está nada mal. Ahora solo falta verlo volar. [Lockheed Martin vía IEEE Spectrum]

Foto: Evan Ackerman/IEEE Spectrum