Photo: ZARM Drop Tower Operation and Service Company

Un equipo de cient√≠ficos acaba de anunciQuee va. Es encillar que ha recolectado hidr√≥geno del agua en condiciones de microgravedad. Es una prueba importante porque alg√ļn d√≠a podr√≠a conducir a un sistema de adquisici√≥n de combustible u otros recursos durante una misi√≥n espacial tripulada a larga distancia.

Advertisement

Los viajes espaciales interestelares implican muchos problemas dif√≠ciles que los viajes cortos a lugares como la Luna o la Estaci√≥n Espacial Internacional no tienen. ¬ŅDe d√≥nde sacaremos el combustible? ¬ŅFuncionar√° todo (incluso el cuerpo humano) despu√©s de a√Īos en microgravedad? Un equipo internacional de investigadores coloc√≥ su experimento en una torre de ca√≠da para responder algunas de estas preguntas.

‚ÄúEsto es algo nuevo que no se hab√≠a hecho antes y que ha sido sorprendentemente exitoso‚ÄĚ, explicaba Katharina Brinkert, investigadora postdoctoral en CalTech, a Gizmodo.

Advertisement

Los investigadores colocaron su experimento en una torre de caída en el Centro de Tecnología Espacial Aplicada y Microgravedad (ZARM) en Alemania. Es esencialmente una torre donde un tubo neumático de 1,34 metros (4.4 pies) dispara una cápsula a 168 kilómetros por hora desde una altura de casi 120 metros (400 pies). El tubo cae durante 9.3 segundos, y en su interior se pueden alojar experimentos para determinar los efectos de la microgravedad sobre ellos. En este estudio lo que llevaba era una batería, lámparas, cámaras, controladores y una semicélula fotoelectroquímica. Básicamente, llevaba un sistema alimentado por luz y electricidad que extrae protones del agua y agrega electrones para crear átomos de hidrógeno.

El hidrógeno puede servir como un combustible importante para futuras misiones espaciales, pero crear combustible de hidrógeno utilizable en microgravedad no es fácil. Sin la gravedad, casi no hay flotabilidad, por lo que las burbujas de hidrógeno que se forman en el agua crean una espuma que se mantiene y evita que los átomos e iones se muevan. Los investigadores construyeron estructuras de torres microscópicas en la celda que ayudaron a guiar y liberar las burbujas.

Brinkert enfatizó que todavía no pueden cosechar el oxígeno con este sistema. Solo han generado moléculas de hidrógeno, pero sigue siendo un hallazgo muy valioso porque demuestra que es posible.

Advertisement

Photo: ZARM Drop Tower Operation and Service Company

‚ÄúHa sido incre√≠ble que pudieran crear el hidr√≥geno a partir del agua‚ÄĚ, explic√≥ a Gizmodo Thorben K√∂nemann, operador de la torre de ca√≠da en ZARM. K√∂nemann a√Īadi√≥ que este es uno de los muchos experimentos de f√≠sica de combusti√≥n, y f√≠sica de fluidos realizados en la torre.

Si bien ser√≠a muy √ļtil poder extraer hidr√≥geno de agua l√≠quida durante una misi√≥n en el espacio profundo, todav√≠a est√° el problema de d√≥nde conseguir el agua, pero ya hemos dicho antes que el agua es uno de los principales recursos que las compa√Ī√≠as mineras esperan cosechar de los asteroides.

Advertisement

‚ÄúEste ha sido solo un primer intento de extraer hidr√≥geno del agua‚ÄĚ, dijo Brinkert. El documento se√Īala que la Estaci√≥n Espacial Internacional ya tiene un sistema que divide el di√≥xido de carbono en carbono y ox√≠geno. Pero ellosson los primeros en dividir directamente el hidr√≥geno del agua en condiciones de microgravedad.

Tal vez un día, el sistema podría servir como una alternativa más ligera para dividir el dióxido de carbono, o como un sistema integrado que coseche hidrógeno del agua como combustible y divida el dióxido de carbono en oxígeno. [vía Nature Communications]