Felix Kjellberg, alias PewDiePie, con el cease and desist de T-Series
Captura de pantalla: PewDiePie (YouTube)

Justo cuando la batalla entre PewDiePie y T-Series por ser el canal con más suscriptores de YouTube estaba llegando a su fin, PewDiePie subió el tono revelando que los abogados de T-Series le habían mandado una orden de cese y desistimiento por un supuesto caso de difamación.

Despu√©s de muchas idas y venidas, la semana pasada el canal de m√ļsica T-Series super√≥ en suscriptores al youtuber PewDiePie convirti√©ndose, durante un periodo de cinco d√≠as, en el canal n√ļmero 1 de la plataforma. PewDiePie hab√≠a grabado de antemano una canci√≥n para felicitar a T-Series por el adelantamiento, as√≠ que decidi√≥ publicarla el domingo.

Pero, lo que en principio parec√≠a una felicitaci√≥n sincera, se torna r√°pidamente en sarcasmo cuando la canci√≥n menciona que T-Series, ‚Äúuna corporaci√≥n enorme que gestiona todas las canciones de Bollywood‚ÄĚ, empez√≥ su negocio ‚Äúvendiendo canciones piratas‚ÄĚ y hoy su due√Īo sigue bajo escrutinio por una ‚Äúmasiva evasi√≥n de impuestos‚ÄĚ.

Advertisement

‚ÄúEstoy seguro de que no hab√©is tenido nexos con la mafia‚ÄĚ, a√Īade PewDiePie antes de aclarar que ‚Äúpor razones legales: esto es una broma‚ÄĚ.

Poco despu√©s entendemos por qu√© Felix Kjellberg, alias PewDiePie, est√° tan enfadado. Seg√ļn sugiere la canci√≥n, T-Series mand√≥ a Felix una orden de cese y desistimiento para intentar tirar el v√≠deo m√°s popular de su canal, el videoclip de Bitch Lasagna en el que humilla abiertamente a la marca india:

‚ÄúTuvieron un problema con que les dijera que se aguantaran su defecaci√≥n‚ÄĚ, dice PewDiePie, en referencia a la letra de Bitch Lasagna. ‚ÄúPero eso no es una difamaci√≥n‚ÄĚ, a√Īade, antes de soltar una serie de improperios como ‚Äúpod√©is lamerme mis putas alb√≥ndigas suecas‚ÄĚ o ‚Äúlos indios tienen caca en el cerebro‚ÄĚ, que ‚Äútampoco son difamaciones‚ÄĚ aunque sean ‚Äúmentiras racistas‚ÄĚ.

Advertisement

En general, la letra de Congratulations es m√°s cruda y directa que la de Bitch Lasagna e intenta poner en perspectiva que hizo falta una gran corporaci√≥n en un pa√≠s de mil millones de personas para superar a PewDiePie. De hecho, despu√©s de su publicaci√≥n, la diferencia de suscriptores entre PewDiePie y T-Series pas√≥ de -100.000 a 35.000, por lo que ahora Felix vuelve a ser el youtuber n√ļmero 1 con m√°s de 92 millones de suscriptores.

Al final, parece que PewDiePie cedió el trono antes de tiempo y T-Series celebró demasiado pronto. Lo que está claro es que esta batalla ya ha dejado de tener gracia. Como dice Eduardo Marín, YouTube ya no es lo mismo.