Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Un paso más cerca de usar deepfakes en producciones de series y películas.
Gif: Disney Research Hub (YouTube)

Un nuevo estudio de los laboratorios de investigación de Disney han logrado un avance considerable hacia un futuro en el que los deepfakes, lo que se refiere al reemplazo del rostro de una persona por otro, puedan ser utilizados en proyectos comerciales como películas y series de televisión.

Advertisement

El estudio ha sido un trabajo conjunto de los laboratorios de Disney Research y la Escuela politécnica federal de Zúrich (conocida como ETH Zurich). El avance consiste principalmente en un incremento de la resolución de los resultados de un deepfake hasta un megapíxel, lo que permite que se vea mucho más nítido y detallado la nueva imagen. Quizás no tanto como para poder ser utilizado en una película, pero los investigadores aseguran que es un logro muy importante ante esa meta. Un elemento clave en su avance es utilizar una fuente de imagen (o rostro) de gran calidad y resolución. Los resultados los han demostrado en un video:

El reemplazo de un rostro por otro en un proyect comercial es algo posible, como ya hemos visto en películas como Rogue One: A Star Wars Story o Star Wars: The Rise of Skywalker, por mencionar un par de ejemplos, en los que Disney y Lucasfilm dieron vida brevemente a los personajes de Carrie Fisher y Peter Cushing para algunas escenas (en el caso de Fisher, para la versión joven de Leia). Sin embargo, ese proceso es realmente costoso de realizar, por lo que la idea es utilizar deepfakes en el futuro para obtener resultados más rápidos, económicos y quizás incluso mejores.

Advertisement

Hasta ahora los deepfakes se han limitado a una resolución ínfima, la cual puede que luzca bien en la pantalla de un smartphone o una tablet, pero no es viable utilizarla para un proyecto comercial a gran escala. La idea de los investigadores es no solo mejorar la nitidez, fluidez y una mejor estabilización de los rostros superpuestos en el original, para que se vea lo más natural posible, sino también mejorar su resolución hasta un punto que la tecnología sea apta para ser utilizada en el cine. En su estudio, revelan que han logrado obtener una resolución cuatro veces mayor, y continuarán trabajando hasta el punto en el que quizás no sepamos cuándo un rostro es falso (o deepfake) y cuándo no. [Disney Research Studios]

Advertisement

Redactor en Gizmodo. Tecnología, videojuegos, cine y televisión. Siempre cerca de una pantalla y una taza de café.

Share This Story

Get our newsletter