Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Mike Hughes, el hombre que quería comprobar si la Tierra era plana a bordo de un cohete casero, murió en el desierto de Barstow, en California, 18 segundos después de un lanzamiento que salió terriblemente mal.

Más conocido como “Mad Mike”, Hughes saltó a la fama en 2014 cuando se lanzó a sí mismo a 400 metros de altura en un cohete de vapor que había fabricado. Hughes decía que no se fiaba del gobierno y que tenía dudas de que la Tierra fuera esférica, lo que lo ayudó a conseguir financiación de la comunidad de terraplanistas. Tras atravesar varios obstáculos técnicos y legales, en 2018 logró volar de nuevo a 570 metros, pero abrió tarde los paracaídas y golpeó el suelo con tanta fuerza que pensó que se había roto la espalda.

Advertisement

El sábado tuvo lugar su último vuelo. El plan era que el cohete alcanzara los 1500 metros de altitud, desde donde Hughes vería por fin el borde de la Tierra, y cayera suavemente, amortiguado por varios paracaídas. Uno de los paracaídas se perdió justo después del despegue, los demás no llegaron a abrirse, y el vehículo acabó estrellándose contra el suelo sin signos de desaceleración. Un periodista publicó la escalofriante secuencia desde el lugar del accidente. Minutos más tarde, los servicios de emergencia certificaron que Hughes había muerto.

Los detalles sobre el accidente son intrigantes. Waldo Stakes, que ayudó a construir el cohete, reveló en Facebook que el equipo de tierra había enviado mensajes desesperados a Hughes para que desplegara los paracaídas que le quedaban cuando alcanzó el punto más alto de su vuelo. Los botones estaban “justo al alcance de su mano”, escribió Stakes. Pero Hughes no contestó. “Se descubrió en los restos que los paracaídas no habían sido desplegados. Nunca trató de abrirlos. Siempre será un misterio y nadie lo sabrá a ciencia cierta”.

El canal Science Channel estaba filmando el lanzamiento para un reality show llamado Homemade Astronauts que no se sabe si llegará a emitirse. El programa seguía la vida de tres aficionados a la aeronáutica que trataban de “explorar la última frontera con un presupuesto limitado”. Según Vice News, Science Channel, propiedad de Discovery, no debería tener problemas legales tras el accidente mortal, ya que Hughes pretendía lanzarse antes de firmar con ellos.

Advertisement

En un documental de 2017 titulado Rocketman: Mad Mike’s Mission to Prove the Flat Earth, Hughes dijo que no volaba para demostrar que la Tierra fuera plana, sino porque era un temerario y siempre lo había sido. Aunque fueron los cohetes los que acabaron dándole notoriedad, en 2002, Mad Mike estableció un récord Guinness al saltar más de 30 metros en una limusina.

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our newsletter