Ocurrió el pasado 2 de julio en el aeropuerto de Gatwick en Londres. Hasta en dos ocasiones tuvieron que desviar su tráfico aéreo y cerrar la pista por culpa de un intruso no autorizado: un dron. Un problema que no es nuevo desde que los dispositivos se han popularizado, aunque tremendamente peligroso.

El v√≠deo lo ha subido el proveedor de servicios de control de tr√°fico a√©reo del Reino Unido, NATS. Una pieza que muestra la visualizaci√≥n en tiempo real del radar del control de tr√°fico a√©reo en Gatwick el d√≠a de los hechos, c√≥mo recib√≠an los datos y c√≥mo respond√≠an a la aproximaci√≥n de cada avi√≥n. Seg√ļn explica Eric Cilliers, supervisor de operaciones de NATS:

Nuestro primer trabajo fue desviar los aviones que llegaban a tierra lejos de la pista donde estaba el dron, lo que significaba maniobrar t√°cticamente a los aviones para evitar la zona.

Advertisement

Como vemos en el vídeo, varios de los aviones son desviados de su aproximación a Gatwick, mientras que otros que se acercaban a la pista acaban desviándose a otra pista. Un caos que también permite observar lo increíblemente bien que trabajan los controladores de tráfico aéreo y los reflejos que tienen para reorganizar en cuestión de segundos.

Seg√ļn la junta del Reino Unido que investiga este tipo de incidentes a√©reos, s√≥lo en el pa√≠s se han reportado 33 casos de drones volando cerca de los aviones en lo que va de 2017. Aunque ninguno ha tenido una colisi√≥n, el v√≠deo nos deja una idea bastante clara de lo peligroso que puede ser (sin contar con los retrasos y dolores de cabeza que ocasiona una situaci√≥n as√≠). [NATS]