Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Los lobos han vuelto a Alemania de manera espectacular gracias a un factor inesperado: las bases militares

En el siglo XIX Alemania exterminó hasta la extinción a su población de lobos. Un nuevo estudio ha revelado algo fascinante. Los lobos no solo han regresado a Alemania, sino que su población se ha disparado gracias a la ayuda involuntaria de los militares.

Lo de que la población de lobos se ha disparado no es ninguna exageración. En 2001 el país celebraba el nacimiento de la primera camada de lobos en el país desde hacía más de un siglo. 18 años después se han registrado 73 manadas y 60 parejas de estos majestuosos animales viviendo en los bosques alemanes. ¿Cómo es posible? Ilka Reinhardt ha encontrado una curiosa correlación.

Advertisement

Reinhardt es biólogo en el Instituto Alemán para el Estudio y Monitorización de los lobos (LUPUS, por sus siglas en alemán) y lleva investigando las poblaciones de estos animales desde los años 60. Lo que ha descubierto es que los lobos están reclamando nuevos territorios siguiendo el mismo patrón: comenzar por las bases militares. El patrón es tan fuerte que cuando las manadas crecen mucho y se mueven hacia otros territorios, lo hacen asentándose siempre en terrenos controlados por el ejército.

Migraciones de los lobos de una zona restringida militar a otra.
Gráfica: Ilka Reinhardt y asociados / Conservation Letters (CC BY 4.0)

Alemania, como otros países europeos, está salpicado de zonas que los militares utilizan para sus maniobras. En Alemania, sin embargo, estas zonas no solo están deshabitadas y a menudo cubiertas de bosque. Su acceso está severamente regulado para cualquiera que no sea personal militar. Los investigadores explican:

Una de las diferencias clave entre las zonas de entrenamiento militar y otras áreas incluyendo las áreas protegidas es el régimen de caza. En Alemania la caza en zonas de entrenamiento militar y sus aledaños está supervisada directamente por las autoridades federales. Las zonas protegidas, sin embargo, suelen estar pegadas a cotos privados de caza y zonas libres. Ello hace que a veces el territorio de una reserva donde se supone que pueden vivir los lobos esté compartido con más de 100 cazadores legales, lo que hace la zona más vulnerable a

Advertisement

Los lobos parecen haberse dado cuenta de la existencia de estas zonas en las que ningún cazador entra y están aprovechándolas para jugar con ventaja. En todos los casos investigados por Reinhardt y sus colegas, los lobos comienzan por reclamar el territorio militar, y después se van extendiendo a las regiones colindantes. Incluso eligen los terrenos militares por encima de reservas naturales designadas en las que la caza también está limitada. Hay una razón adicional, y es que aunque esté prohibido cazar en los parques naturales, la presencia humana en estas zonas recreativas es mayor.

Hay otros factores que contribuyen al regreso de los lobos al país. La población general de estos mamíferos se está recuperando en toda Europa gracias a las leyes de protección, y el número de grandes ungulados como ciervos y corzos también se ha multiplicado en los 80 y 90. Lo más destacable del nuevo estudio es que tiene en cuenta la influencia de las zonas militares en la recuperación de especies, algo que no se había hecho hasta ahora. [Conservation Letters vía Science Alert]

Share This Story

About the author

Carlos Zahumenszky

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: BA3C91077C1CF6A7C6133D7CD3C89018CB814014PGP Key