Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Los Panasonic B100 suenan insultantemente bien para costar solo 69 euros

No son unos tope de gama, pero si buscas unos AirPods a buen precio son muy recomendables

We may earn a commission from links on this page.
Imagen para el artículo titulado Los Panasonic B100 suenan insultantemente bien para costar solo 69 euros
Foto: Carlos Zahumenszky - Gizmodo

Los auriculares inalámbricos han experimentado un boom bastante inusitado en los últimos años. Por desgracia, es complicado encontrar un modelo que suene bien sin cobrarte más de 100 o 150 euros en el proceso. Los Panasonic B100 cuestan casi la mitad (69 euros, pero ya se venden más baratos) y ofrecen un sonido mucho mejor de lo que deberían por ese precio.

Los Panasonic B100 (su nombre completo es Panasonic RZ-B100W), son el hermano pequeño de los Panasonic S300 (RZ-S300W) y de los Panasonic S500 (RZ-S500W). Ambos modelos son auriculares inalámbricos in-ear sin “palito” más similares a los modelos que comercializa Jabra o Sony. Los S300 rondan los 90 euros ahora mismo, mientras que los S500, que son una versión avanzada de los S300 que añade cancelación de ruido activa híbrida. Cuestan alrededor de 150 euros.

Advertisement

Sirva este pequeña introducción a la gama de auriculares de Panasonic para posicionar a los B100 como lo que son: unos auriculares abiertos tipo Earbuds pensados para ofrecer un buen sonido en el móvil, pero sin las funciones avanzadas que ofrecen sus primos mayores. Si merece la pena pagar por ellos 50 euros o no es algo que trataremos de discernir a continuación.

Por fin unos auriculares tipo Airpods cómodos

La ergonomía de los B100 es uno de sus puntos fuertes. Son unos auriculares tipo Airpods en el sentido de que no hay que calzárselos en la oreja como si estuviéramos encorchando una botella de vino, sino que quedan colgados suavemente del pabellón auricular. Lo cierto es que son tan ligeros (5g) que no molestan nada. La cruz de esto es que su sujección debería ser mucho peor, solo que... no lo es.

Advertisement
Imagen para el artículo titulado Los Panasonic B100 suenan insultantemente bien para costar solo 69 euros
Foto: Carlos Zahumenszky - Gizmodo

Y no es precisamente porque mis orejas se lleven bien con este tipo de auriculares. Más bien es lo contrario. Mis caprichosos pabellones auriculares rechazan los AirPods y sus clones hasta el punto de hacerlos inusables para mí. Sin embargo, y para mi sorpresa, los B100 se sujetan perfectamente a la oreja y no se caen por mucho que mueva la cabeza. De hecho he podido hasta sacarlos a correr sin tener que buscarlos entre la hierba a media sesión. De hecho son moderadamente resistentes a la humedad y las salpicaduras. Si estás buscando unos auriculares tipo AirPods porque no quieres meterte nada en el oído esta es una excelente opción, aunque como cada oreja es un mundo probablemente sea buena idea probártelos primero.

Advertisement

Aunque la ergonomía de los B100 me parece sorprendentemente buena, no puedo decir lo mismo de los controles. Vaya por delante que no son malos. El que es malo es un servidor usando este tipo de audífonos. Para manejar los B100 hay que tocar la parte de los auriculares que va colgada de la oreja (la cabeza, para entendernos). Un toque en el auricular izquierdo sirve para reproducir o pausar la reproducción. Con dos o tres toques manejamos el volumen. A su vez, dos o tres toques en el auricular derecho permiten avanzar o retroceder entre canciones, mientras que un toque largo activa el asistente de voz de nuestro teléfono. Las llamadas se controlan mediante un toque corto para descolgar y uno largo para colgar pero este modo solo se activa si hay una llamada en curso.

Imagen para el artículo titulado Los Panasonic B100 suenan insultantemente bien para costar solo 69 euros
Foto: Carlos Zahumenszky - Gizmodo
Advertisement

No es mal sistema, pero es muy sensible, y el hecho de tener los controles en la cabeza implica que casi con toda probabilidad vas a activar algo accidentalmente tratando de ajustarlos. El remedio lógico es ajustarlos en la oreja sujetándolos del tallo, no de la cabeza, pero mi cerebro se resiste a hacerlo de esa manera de buenas a primeras. Cuestión de costumbre, supongo. No puedo decir que sean malos controles. Responden bien (incluso demasiado bien). Simplemente no son de mi gusto.

Sonido

Una cosa que tienen casi todos los auriculares tipo Airbuds es que son abiertos. De entrada esto significa que no existe el aislamiento físico suficiente como para que haya cancelación de ruido, pero hay un problema adicional: si no encajan bien es probable que parte del sonido se filtre hacia afuera y se pierda entre el auricular y nuestro canal auditivo. La solución intuitiva es apretarnos el auricular dentro del oído, pero por su propio diseño no se van a quedar mucho en esa posición.

Advertisement

La buena noticia es que en los Panasonic B100 no es necesario apretujarnos el auricular contra la oreja. Panasonic los ha dotado de un altavoz interno de 13mm, algo que normalmente está reservado a audífonos de gama (y precio) mucho más elevado. Para solucionar la posible pérdida de pegada en graves producto del mal aislamiento, Panasonic ha dotado a los B100 de un sistema de refuerzo de graves (XBS Extra Bass System, lo llaman). ¿El resultado? unos graves inusualmente potentes. Son, de hecho tan potentes, que a veces llegan a comerse parte de los medios en algunas canciones con graves especialmente fuertes como Cenozoic, de Paleowolf. Con todo, y a la luz de su precio, lo cierto es que no puedo quejarme. El sonido de los B100 es muy disfrutable, y aunque no es tan puro o equilibrado como el de otros auriculares de mayor precio, lo cierto es que suenan potente y lo bastante nítido como para usarlos en cualquier género y estar muy contento de la compra.

Imagen para el artículo titulado Los Panasonic B100 suenan insultantemente bien para costar solo 69 euros
Foto: Carlos Zahumenszky - Gizmodo
Advertisement

Los B100 no funcionan con la aplicación de Panasonic como hacen sus hermanos mayores. Probablemente no tiene sentido dado que no hay cancelación de ruido activa que gestionar, pero echo de menos la posibilidad de configurar los controles a mi manera o de acceder a algo de ecualización. La conexión al dispositivo funciona sobre Bluetooth 5.0 y soporta audio en HD por AAC. Es una conexión bastante estable. La primera caída de la señal no llegó hasta pasados alrededor de 12 metros, en una habitación en la otra punta de la casa y con varias paredes de por medio.

En cuanto a su autonomía, el fabricante cita 4 horas en los auriculares que se multiplican por tres con el estuche de carga hasta 16 horas. Los valores en uso son muy similares a esto o quizá mejores, porque la carga del estuche por USB-C es realmente rápida. No hay carga inalámbrica (no puede haberla por este precio), pero el estuche es maravillosamente pequeño y cómodo de llevar (pesa solo 39 gramos).

Advertisement

En resumen

Los Panasonic B100 suenan mucho mejor de lo que deberían por ese precio. Están especialmente recomendados si eres de las personas que prefiere los auriculares tipo Airpods porque no gusta de embutirse nada en el canal auditivo. Su pegada en graves también es bastante insólita para su factor de forma. En el lado negativo, no tienen aplicación propia ni funciones extra. Quizá no sea algo negativo si lo que buscas es simplicidad y buen sonido a un precio asequible.