Puede sonar un poco aleatorio, pero esa es la conclusi√≥n a la que han llegado astr√≥nomos del Instituto de Astronom√≠a Max Plank en Heidelberg, Alemania y del Instituto de Astrof√≠sica de Canarias, en Espa√Īa. Los planetas que se aprecian de color p√ļrpura bajo un telescopio lo suficientemente potente tienen m√°s papeletas para albergar vida extraterrestre, y la raz√≥n son las bacterias.

El estudio, que ha sido publicado en la Universidad de Cornell, ha estudiado c√≥mo ser√≠a la huella de la Tierra bajo el espectro de luz visible y bajo el infrarrojo con el que muchas sondas y telescopios observan el universo. Aparte de su azulado aspecto actual, los investigadores han hecho proyecciones de c√≥mo era la tierra arcaica, hace 3.500 millones de a√Īos.

En esa √©poca, el planeta estaba poblado fundamentalmente por microorganismos primitivos fotosint√©ticos. La abundancia de estos microorganismos en el aire y el agua, unido al tono rosado de muchas plantas en el espectro infrarrojo dar√≠a como resultado un halo de color p√ļrpura en todo el planeta. El color azul, sin embargo, es m√°s abundante en el espacio y pocas veces significa agua en estado l√≠quido como en la Tierra actual.

Advertisement

En definitiva, que si los astr√≥nomos quieren localizar vida, aunque sea bacteriana, deber√≠an buscar a fondo en planetas con tonalidad violeta o p√ļrpura. En 2018, cuando el telescopio espacial James Webb est√© en √≥rbita, esa b√ļsqueda de planetas amoratados ser√° m√°s f√°cil. [Universidad de Cornell]