Imagen: AP

Aparentemente, hablar con el presidente de los Estados Unidos cuando está en el aire es relativamente fácil. Lo único que tienes que hacer es llamar a la Casa Blanca, fingir que eres un demócrata y esperar. Eso es justo lo que hizo el comediante John Melendez a Donald Trump esta semana, y los trabajadores de la Casa Blanca están histéricos.

Advertisement

Melendez reveló su broma en una entrevista con la CNN el viernes y publicó el audio de la llamada en su programa, el ‘Stuttering John Podcast’. El comediante afirmó que llamó a la Casa Blanca fingiendo ser el senador demócrata Bob Menéndez de Nueva Jersey. Melendez comenzó la llamada haciéndose pasar por el asistente del senador y pidió hablar con el Presidente Trump. Poco después, Trump le devolvió la llamada desde el avión presidencial, Air Force One.

El presidente regresaba a Washington, D.C. después de haber realizado un mitin en Dakota del Norte.

“Hola Bob, ¿cómo estás? Felicidades por todo. Estamos orgullosos de ti. Felicidades y buen trabajo. Pasaste por una situación difícil y no muy justa, pero enhorabuena”, afirmó Trump en la llamada de poco más de tres minutos.

Advertisement

A continuación, Melendez le hace preguntas serias a Trump sobre qué va a hacer con respecto a la inmigración y quién escogerá para reemplazar a Anthony Kennedy, el juez del Tribunal Supremo de Estados Unidos que anunció su jubilación esta semana.

“Lamento molestarle Señor Presidente, pero honestamente mis electores se están quejando mucho conmigo sobre este tema de inmigración”, dice Melendez. “Ya sé que hizo algo muy noble intentando reunir a los niños con sus familias, pero yo tengo una responsabilidad a mis electores. ¿Qué les puedo decir sobre lo que va a hacer ahora?”

Advertisement

Trump le contesta, si bien no entra en demasiado detalle sobre lo que tiene planeado. El presidente afirma que cree que se puede hacer una nueva ley migratoria. Eso sí, tiene que haber seguridad en las fronteras.

“Bueno Bob, déjame decirte que quiero poder resolver la situación tal como quieren todos los demás, en un nivel superior”, comenta Trump. “Me gustaría llevar a cabo una solución grande en vez de una solución pequeña. Ellos lo están haciendo paso a paso. Yo creo que podemos resolver toda la situación”.

Advertisement

Sobre el tema del juez del Tribunal Supremo, Melendez le pregunta si escogerá a un juez moderado o conservador. El comediante añade que ayudará al presidente en el proceso de confirmación del Congreso si escoge a alguien que no es demasiado conservador.

“Tengo un listado de personas, tengo un gran listado de personas, Bob. Las vamos a estudiar y tomar una decisión. Probablemente tomaré una decisión a lo largo de las próximas semanas”, declaró Trump.

La llamada, que duró casi cuatro minutos, termina poco después. El falso Menéndez se despide del presidente, que le dice que se cuide y que hablará con él pronto.

Advertisement

“Es así de fácil infiltrar la administración”, dice el comediante al publicar la llamada en su podcast.

Aunque gracioso a primera vista, la broma se ha convertido en una problema serio para la Casa Blanca por temas de seguridad. De acuerdo con Axios, el comediante interactuó con dos trabajadores de la Casa Blanca antes de recibir una llamada de Jared Kushner, el yerno y asesor de Trump, que le preguntó si quería hablar con el presidente en el momento o quería que le devolviera la llamada más tarde.

Advertisement

El verdadero Senador Bob Menéndez dijo en una declaración que estaría abierto a “cualquier oportunidad para tener una conversación real con el presidente” sobre la reforma migratoria. Esperemos que la Casa Blanca le coja las llamadas.