Ni el momento en el que Vader le corta la mano, ni la muerte de tío Owen y Tia Beru, ni ese día en el que casi se lo zampa un rancor. Mark Hamill tiene muy claro cuál fue el momento más horrible para él de todo Star Wars. Sucedió en The Empire Strikes Back, y tiene que ver con el maltrato a los animales.

El momento más traumático para el veterano y entrañable actor no es otro que la lucha contra el Wampa en la cueva helada de Hoth. Cuando rodó esa escena, Hamill recibió instrucciones de que balanceara furiosamente el sable láser frente a la cámara (el monstruo no estaba a su lado en las escenas que el rodó. Se añadió después jugando con los planos).

El guión no era muy específico al respecto, así que Hamill se figuró que Luke sencillamente ahuyentaba al monstruo con la luz de su arma hasta poder soltarse y escapar. Cuando vio la escena final se encontró con la desagradable y sangrienta sorpresa de que su personaje cercena el brazo del wampa. Recientemente, Hamill se despachó al respecto con su particular humor después de que unos fans le enseñaran una tarta con forma de brazo seccionado.

Hamill explica que el wampa no era malvado, tan solo tenía hambre, y que cortarle el brazo le pareció una crueldad innecesaria e indigna de su personaje.

No es la primera vez que Hamill se posiciona en contra de este tipo de escenas. El actor es un gran amante de los animales y participa en diversas asociaciones para su protección. En ese sentido, Hoth fue una auténtica mala experiencia para el actor. Hace unos meses, Hamill confesaba que el juguete de Luke que más odia de todos los que se han fabricado en la historia de Star Wars es el set en el que sale de las entrañas del tauntaun.

La verdad es que viendo el set de figuras en cuestión, no podemos culparle. Otro de los momentos que Hamill recuerda con más desagrado es la breve escena en la que bebe leche de Bantha en casa de sus tíos en Tatooine. La leche de bantha es un líquido azulado que supuestamente procede de las hembras de Bantha. Para el rodaje se recreó mezclando leche normal con colorante azul. “Es dulzona, con textura de sirope y muy desagradable”, comentó durante un AMA concedido a Reddit. [vía Hollywood Reporter]