Microsoft acaba de lanzar un parche que solucionaba un problema de seguridad que afectaba al navegador Internet Explorer. El fallo, de hecho, era lo bastante grave como para que la compa√Ī√≠a haya decidido extender su correcci√≥n incluso a las versiones XP de Windows, cuyo soporte t√©cnico hab√≠a terminado oficialmente este mes de abril.

Seg√ļn Dustin Childs, del grupo de seguridad de Microsoft conocido como Microsoft Trustworthy Computing, el problema permit√≠a inocular c√≥digo malicioso para robar informaci√≥n personal, rastrear el historial de navegaci√≥n, o incluso tomar control del ordenador.

La decisi√≥n de aplicar el parche tambi√©n a las versiones 6, 7, y 8 del navegador no es casual. Pese a los esfuerzos de Microsoft por hacer que los usuarios cambien a versiones m√°s modernas de Windows, seg√ļn datos de NetApplications, a√ļn hay un 26% de equipos en el mundo que siguen llevando instaladas versiones de Windows XP. Muchos de estos equipos pertenecen, adem√°s, a empresas financieras o instituciones.

El parche que soluciona el problema se instala automáticamente si el equipo tiene activadas las actualizaciones automáticas. Si no es el caso, Microsoft recomienda actualizar el navegador para más seguridad. [Microsoft Blog vía Wall Street Journal]