Mitos y verdades sobre la higiene de un adulto que quizá nadie te enseñó cuando eras pequeño

25.3K
22
1

No hay clases que te enseñen higiene básica al crecer. Tus padres pueden hacer lo que pueden, pero un número sorprendente de personas llegan a la edad adulta con lagunas en su conocimiento. Este artículo precisamente trata de ayudar a llenar esos vacíos.

Preguntamos a nuestros lectores qué habilidades necesarias no se les enseñó mientras crecían. Si bien recibimos un gran número de respuestas, las habilidades en relación a la higiene personal formaron parte de muchas de las listas. Y es comprensible. A la mayoría de las personas no se les dice desde fuera de los hogares sobre estas rutinas diarias esenciales, al menos no hasta mucho más tarde en la vida. Por esa razón, volvamos a lo básico.

Advertisement

Comienza formando hábitos sólidos

De todas las habilidades involucradas en la higiene personal, convertirlas en un hábito es la habilidad que las subyace a todas. No importa si sabes cómo lavarte bien los dientes si solo lo haces una vez a la semana. Puede parecer tangencial, pero es esencial. Si aún no tienes hábitos de higiene sólidos, comienza por identificar las áreas donde sí tienes hábitos sólidos y empieza a construir a partir de ellos.

Por tanto, si necesitas crear un nuevo hábito, la combinación de uno viejo es la mejor manera de hacerlo. Si ya tienes una rutina para lavarte los dientes, aplica el uso del hilo dental (o, si eso no funciona, usa el hilo dental en la ducha). Debes estar abierto a ajustar el orden en el que haces las cosas, pero mantenlo lo más cerca posible de tu rutina existente. Inclúyelo lentamente en el tiempo si es necesario. Aunque generalmente se espera que todos tengamos un régimen de higiene completo para cuando somos adultos, este puede que no siempre sea el caso, sobre todo dependiendo de cómo nos criaron.

Cómo afeitarse de manera eficaz

Advertisement

Aprender a afeitarse es un rito de paso para algunas familias. Otros, sin embargo, no llegan a obtener este tipo de lecciones en profundidad. De todas las cosas que te puedes haber perdido al crecer, hay pocas que podrían hacerte sangrar si lo haces mal, y el afeitado es una de ellas. Hay muchas maneras diferentes de afeitarse, por lo que no hay un conjunto de instrucciones correctas, sin mencionar que los hombres y las mujeres necesitan estrategias muy diferentes para ello. Sin embargo, hay algunos conceptos básicos que cubren a todos los géneros.

Lo primero que tendrás que hacer es elegir cómo te afeitarás. Las maquinillas de afeitar eléctricas son más baratas a largo plazo, pero generalmente no brindan el afeitado más certero, lo que significa que tu piel se sentirá más áspera y tendrás que afeitarte más a menudo. Las máquinas de afeitar desechables, por otro lado, pueden ser mucho menos irritantes y obtener mejores resultados, pero tendrás que comprar reemplazos cada cierto tiempo. Puede leer más sobre los diferentes tipos de maquinillas de afeitar con respecto a los hombres aquí y para las mujeres aquí. Hay una superposición entre ambos, pero cada uno tiene sus propios desafíos.

Advertisement

Una vez que hayas decidido con qué vas a afeitarse, necesitas aprender a hacerlo. Para las mujeres, este video puede mostrarles los conceptos básicos de cómo afeitarse las piernas. Los hombres tienen que decidir si se afeitan la barba o si la mantienen recortada y limpia. Para este último caso, este video explica cómo mantener en orden la barba. Si prefieres ir bien afeitado, About.com tiene un práctico paso a paso en este enlace.

Por supuesto, deslizar una cuchilla sobre tu cuerpo no es lo único que importa al afeitarse. Cómo y cuándo lo haces también importa. Como sugiere WikiHow, si te estás afeitando en la ducha, usa agua tibia y aféitate al final. El agua tibia reducirá la irritación de la piel.

Advertisement

Cómo ducharse adecuadamente

Advertisement

Las duchas son ubicuas porque son esenciales tanto para la limpieza como para la salud. También son bastante sencillas: toma jabón y frótate con agua corriente. Simple, ¿verdad? Bueno, todavía hay algunas otras cosas a tener en cuenta. Para empezar, el orden en el que te lavas puede ser muy importante. Comienza permitiendo que el agua corra sobre tu cuerpo durante un par de minutos. El agua tibia puede facilitar la eliminación de la suciedad y los residuos. Aegúrate de que no esté muy caliente, lo cual puede resecar su piel.

Como establecimos anteriormente, debes afeitarte hacia el final de la ducha. El lavado de la cara también debería llegar hacia el final, ya que esta es el área que más se beneficia de estar bajo agua tibia. Por supuesto, toda esta espera puede comenzar a sentirse cómoda, pero no te demores demasiado. Hoy sabemos que pasar más de 10 a 15 minutos en la ducha puede comenzar a eliminar los aceites saludables y dañar la piel más de lo que ayuda.

Advertisement

También debes cuidar tus hábitos al salir de la ducha. Como señala Women’s Health, podrías estar empeorando las cosas si no limpias tu esponja regularmente:

La esponja y las telas pueden albergar bacterias, cuenta el dermatólogo Joel Schlessinger, M.D. Si usas una esponja básica, asegúrate de reemplazarla al menos una vez al mes. Schlessinger dice que la mejor manera de mantener las esponjas limpias es secándolas completamente entre usos, incluso si eso significa guardarlas fuera de la ducha llena de humedad. Si prefieres las toallitas, utiliza una nueva todos los días y evita usarla en la cara. Esto es muy irritante para la piel y termina causando áreas secas, brotes e incluso llagas, explica Schlessinger, quien recomienda lavarse la cara con las manos.

Advertisement

Tus toallas deben limpiarse con bastante regularidad también. Además, trata de experimentar con diferentes jabones, champús y acondicionadores para encontrar los más adecuados para ti. Hemos discutido en otras ocasiones cómo encontrar el producto para el cabello correcto, y aquí tienes información sobre la mejor elección entre gel de baño, gel de ducha o jabón en barra.

Cómo cepillarte los dientes correctamente

Los dientes son más complejos de limpiar que la mayoría de las partes de tu cuerpo… y más dolorosos si no lo haces. Los dientes en descomposición pueden ser terribles. No toma mucho tiempo, pero es fácil equivocarse. Simplemente deslizar un cepillo de dientes sobre el exterior de tus dientes durante diez segundos no te ayudará mucho. Como demuestra el video anterior, se recomienda cepillarse durante dos minutos dos o tres veces al día. Puedes dividir tu boca en cuatro secciones y pasar unos 30 segundos en cada una.

Advertisement

También deberías seguir cepillando tus dientes con hilo dental. La aplicación de hilo dental es el proceso de colocar un cordón entre los dientes y desalojar cualquier trozo de comida o material que pueda estar atascado, así como deslizarlo sobre tus dientes para eliminar cualquier residuo en las superficies. La compañía de cuidado dental Oral B también tiene un proceso simple de cuatro pasos para usar el hilo dental:

  • Usa 45 centímetros de hilo alrededor de los dedos medios de cada mano. Pellizca el hilo dental con los dedos pulgares e índice, dejando una longitud de entre 2 y 4 centímetros. Usa los pulgares para dirigir el hilo dental entre los dientes superiores.
  • Manten un hilo de 2 y 4 centímetros tenso entre los dedos. Usa los dedos índices para guiar el hilo dental entre los contactos de los dientes inferiores.
  • Guía suavemente el hilo entre los dientes con un movimiento en zigzag.
  • Desliza el hilo hacia arriba y hacia abajo contra la superficie del diente y debajo de la línea de las encías. Usa hilo dental a fondo con una sección limpia de hilo dental.
Advertisement

El hilo dental no es solo para esos granos de palomitas de maíz entre tus dientes. De hecho, es una de las mejores cosas que puedes hacer para combatir el mal aliento (y si eso no es un motivador, no sé qué es). Mientras estás en eso, presta atención a tu lengua también. La lengua es una parte a menudo descuidada del cuidado oral, pero tu lengua contiene bacterias que causan el mal aliento. Los raspadores de lengua pueden eliminar las bacterias que se esconden en la lengua y ayudar a reducir el mal aliento. Muchos cepillos de dientes baratos incluyen raspadores de lengua en la parte posterior de sus cabezas que puedes usar si no quieres comprar otro accesorio.

Lo esencial

Advertisement

Casi no hay límite para la cantidad de cosas adicionales que puedes usar en tu cuerpo para mantenerlo limpio, oler bien, o exprimir ese poco de belleza extra. Algunas cosas son necesarias, otras son superfluas. Estas son algunas de las cosas que deberías considerar agregar a tu repertorio:

Desodorante: la función básica del desodorante es combatir el olor que tu cuerpo comienza a emitir cuando se acumulan demasiadas bacterias en tu piel. Como hemos dicho antes, la marca que compres no importa demasiado y en su mayoría solo difieren por su aroma. Aunque es posible que desees considerar un desodorante sin aroma, tu aroma personal puede ser una parte importante en tus esfuerzos románticos. Para obtener un mejor efecto, aplica el antitranspirante por la noche.

Advertisement

Enjuague bucal: si practicas el cuidado bucal adecuado, el enjuague bucal no debería ser totalmente necesario, pero tampoco duele hacerlo. Ayuda a eliminar bacterias adicionales y puede ayudar a combatir las caries. Solo asegúrate de no usarlo como reemplazo del cepillado o para enmascarar el mal aliento.

Perfume/colonia: el uso de un aroma artificial es en gran medida una cuestión de preferencia personal. Para algunos puede ser atractivo, otros pueden usar demasiado y otros no usarlo. Si quieres probar a experimentar con perfumes y colonias, comienza por aprender cuánto es demasiado.

Advertisement

Puede buscar todo tipo de formas de mejorar tu apariencia e higiene si realizas una búsqueda lo suficientemente concienzuda, pero no te dejes abrumar por productos de fantasía o reclamos de productos químicos científicamente super avanzados que te venden un nuevo atractivo. Lo básico sigue siendo lo más importante: lávate con regularidad, limpia tu cabello con cuidado y, si decides aumentar tu aroma natural, hazlo con suavidad y moderación.

Share This Story