Hay muchos entusiastas de Nerf, pero algunos tienen especiales dotes para la ingeniería. Un puñado de locos, además, no dudan en usar esas habilidades para convertir los populares juguetes en armas capaces de atravesar madera con un simple proyectil. En este caso, además, es un tampón a velocidad supersónica.

No es la primera vez que vemos a uno de estos locos disparar balas Nerf en un arma capaz de superar la barrera del sonido. Giaco Whatever lo logró a comienzos de 2017, aunque su solución no era exactamente una modificación, sino un cañón casero propio propulsado por aire comprimido. Este nuevo caso tiene más gracia porque su creador, el YouTuber del canal I did a thing, ha modificado un modelo real de rifle Nerf y lo ha convertido en un arma digna de un videojuego.

El sistema creado para este arma aprovecha la estructura electrónica interna del arma Nerf, pero cambia el sistema propulsor por uno que consta de varias tuberías en forma de solenoide que reciben el aire comprimido de una bomba de bicicleta. En este caso, los proyectiles tradicionales Nerf se han sustituido por tampones higiénicos, cuya cobertura de plástico es mucho más resistente.

Advertisement

El montaje es relativamente sencillo, aunque desde luego no es algo que recomendemos para llevar a tu próxima batalla Nerf. [vía I did a thing]