Imagen: Twitter

Ocurrió el jueves por la noche de la semana pasada. Una espectacular esfera brillante parecía flotar sobre el horizonte de Siberia. La imagen era tan insólita que rápidamente comenzaron a surgir todo tipo de historias y teorías, entre ellas, la de una posible invasión alienígena. Va a ser que no.

El majestuoso espect√°culo de luces era visible en un √°rea bastante grande del norte de Siberia. De hecho, muchos usuarios subieron diferentes momentos del fen√≥meno a las redes sociales. Seg√ļn explicaba el fot√≥grafo Sergey Anisimov a The Siberian Times:

Al principio me sorprendi√≥ por unos minutos, no entend√≠a lo que estaba sucediendo. La bola brillante se levant√≥ de detr√°s de los √°rboles y se movi√≥ en mi direcci√≥n. Los ni√Īos que caminaban por la calle comenzaron a hablarme acerca de un fen√≥meno inusual, usando las palabras ‚Äėextraterrestres‚Äô, ‚Äėportal a otra dimensi√≥n‚Äô y cosas por el estilo. No s√≥lo ni√Īos, la gente mayor cre√≠a que estaban ante el fin del mundo.

Advertisement

¬ŅLa realidad? Las luces fueron el efecto producido por las pruebas de misiles rusos que estaba teniendo lugar en el mismo momento en la regi√≥n.

De hecho, el Ministerio de Defensa ruso lanz√≥ un comunicado posterior donde hac√≠an p√ļblico las pruebas, las cuales inclu√≠an el lanzamiento de un misil bal√≠stico intercontinental Topol desde Plesetsk hacia el campo de pruebas Kura (Kamchatka), junto con tres ejercicios con misiles bal√≠sticos desde dos submarinos nucleares. Tal y como explica astrof√≠sico Jonathan McDowell, del Centro Harvard-Smithsonian:

Se lanzaron cuatro misiles balísticos y al menos uno de ellos fue ampliamente observado. No hay duda sobre la identificación de estas observaciones en el cielo con las pruebas de misiles.

Probablemente, ese misil ‚Äúampliamente observado‚ÄĚ del que habla McDowell sea el misil Topol, ya que es capaz de producir una esfera de luz semejante a la que vio la gente. El espectacular efecto se complet√≥ al coincidir su ascenso con la luz de los rayos del sol. Seg√ļn McDowell:

En particular, la estela del cohete se expande en una gran burbuja a cientos de kilómetros, y si la luz solar lo atrapa perfectamente (porque el Sol está debajo de su horizonte, pero el cohete es lo suficientemente alto como para estar viendo el Sol) esa burbuja puede ser visible.

Advertisement

Dicho de otra forma, si las pruebas se hubieran realizado un par de horas más tarde, es posible que las esferas de luz nunca se hubieran producido, porque los rayos del sol no habrían alcanzado la estela del cohete. Mala suerte para los creyentes, al menos por ahora, el planeta está a salvo de invasiones extraterrestres. [ScienceAlert]