Hace 66 millones de a√Īos, un Tyrannosaurus rex se comi√≥ a otro al este de lo que ahora es Wyoming. Es el √ļltimo hallazgo en la Formaci√≥n Lance, una divisi√≥n rocosa originada en el Cret√°cico Superior en la que siguen descubriendo f√≥siles de dinosaurios. El √ļltimo es una nueva prueba de que los Tiranosaurios, adem√°s de violentos, eran can√≠bales.

Advertisement

El paleontólogo Matthew McLain ha adelantado a los medios los resultados de la investigación, que va a ser presentada la semana que viene en el evento anual de la Sociedad Geológica de Estados Unidos.

‚ÄúEst√°bamos en una excavaci√≥n en la Formaci√≥n Lance. Alguien encontr√≥ un hueso de un Tiranosaurio que estaba roto por ambos extremos y cubierto de muescas. Eran muescas muy profundas‚ÄĚ explic√≥ McClain. ‚ÄúTen√≠an que ser de un Tiranosaurio, no hay otro animal con los dientes tan grandes‚ÄĚ

La pista m√°s evidente estaba dentro de una de las muescas: hab√≠a peque√Īos canales que se correspond√≠an con el movimiento de sierra de los dientes del dinosaurio. Sin duda alguna, el T-Rex se hab√≠a dado un fest√≠n arrancando la carne del hueso de una de las piernas de su compa√Īero. Lo que no est√° claro es si fue √©l el que lo mat√≥.

Advertisement

¬ŅC√≥mo pueden estar tan seguros de que eran dos Tiranosaurios? Porque en la Formaci√≥n Lance s√≥lo hubo dos grandes ter√≥podos: el Rex y el Nanotyrannus lancensis, que no cuadra con las marcas de dientes. La √ļnica interpretaci√≥n posible es el canibalismo. [v√≠a Science]

Imagen: Luis Rey.

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)