Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Por mucho que hablemos de ellas, no se van a convertir antes en realidad. Es lo que ocurre ahora mismo con las pantallas flexibles. Según una de las compañías que más sabe de esto, pasarán todavía varios años antes de que aterricen en smartphones, tabletas y otros equipos. Corning Glass, la firma detrás del increíble Willow glass, apunta a un mínimo de tres años para que las primeras pantallas flexibles y plegables lleguen a las tiendas en forma de gadget.

En una entrevista con Bloomberg, el presidente de Corning Glass Technologies, James Clappin, ha asegurado que más que un problema tecnológico, se trata de uno de uso. "La gente no está acostumbrada a utilizar pantallas que se puedan enrollar. La habilidad de las compañías para utilizar esta capacidad y hacer un producto es limitada", dijo.

Advertisement

Varios fabricantes, entre ellos Apple, han tenido acceso a Willow Glass desde el pasado junio, dice Clappin. Sin embargo, la naturaleza del material (láminas de cristal que se pueden plegar y enrollar) hace difícil crear un nuevo producto que sea aceptado por los consumidores. Sería tan increíblemente diferente a lo actual que todo es posible: revolución o fracaso absoluto. Y quizás nadie se quiera arriesgar ahora mismo.

Por supuesto, es posible que Willow Glass no esté todavía a la altura y sean necesarios más años de desarrollo tecnológico. Sea como fuere, no lo sabremos hasta al menos dentro de tres años. [Bloomberg]

Share This Story

Get our newsletter