Photo: Adam Clark Estes (Gizmodo)

Menuda sorpresa. Resulta que el debut de Apple en el mercado de los altavoces con asistente de voz integrado no está cumpliendo las expectativas iniciales de la compañía. Según un informe de Bloomberg Apple ya ha reducido la producción de Homepods de uno de sus proveedores: Inventec Corporation.

Advertisement

Según ese mismo informe, Apple ya está planeando un segundo modelo de altavoz, uno más asequible que el actual, que cuesta 350 dólares. Mientras tanto, según otro informe publicado desde The China Times, Apple está recortando el número de unidades mensuales de este dispositvo de las actuales 500.000 a solo 200.000 debido a una demanda menor de lo esperada. Las tiendas Apple consultadas por Bloomberg aseguran estar vendiendo menos de 10 Homepods al día.

Apple no es ajena a sufrir momentos de malas vents en un nuevo producto, pero el caso del HomePod parece diferente. El nuevo altavoz está luchando en varios frentes y no parece estar marchándole bien en ninguno. En Gizmodo hemos contactado con Apple para obtener más datos sobre esta situación.

Tampoco es que los Homepod estén criando polvo en la estantería. El co-fundador de Loup Ventures Gene Munster cree que Apple venderá alrededor de siete millones de estos altavoces en 2018, y que la cifra subirá a 11 millones en 2019. 11 millones es una buena cifra, pero palidece si la comparamos con los 39 millones de Echo que Amazon espera vender en el mismo plazo, o los 32 millones de dispositivos Google Home que también se espera que acaben en los hogares.

Advertisement

Cuando analizamos el HomePod descubrimos que no hacía muchas cosas. Solo funciona con Apple Music y no soporta aún sonido multi-room. Lo que Apple necesita si pretende vender un altavoz dotado de inteligencia es hacerlo más inteligente. Con Siri aún más tonta que una piedra y dispositivos de otras compañías que no solo son más capaces, sino también más baratos (tan baratos como 40 dólares) es obvio que la gente va a preferir Amazon Alexa o el asistente de Google sobre Siri. Un estudio independiente mostró que Siri se quedaba muy por debajo en lo tocante a responder preguntas comparado con Google Assistant.

Seamos realistas por un momento. El HomePod de Apple no es tan buen producto considerando todos los factores. Es cierto que suena muy bien, y costando 350 dólares más le vale hacerlo. El problema es que cuando se trata de funcionar como asistente, Siri tropieza una y otra vez donde Alexa y Google Assistant aciertan tres de tres.