Muchos videojuegos permiten elegir entre experimentar el mundo de juego en primera persona, o hacerlo desde una perspectiva aérea en la que vemos al protagonista de la aventura desde atrás y arriba. Este sistema casero combina dos cámaras y un visor de realidad virtual Oculus Rift precisamente para vernos en tercera persona, pero en el mundo real.

La plataforma consta de una mochila unida a un mástil con las dos cámaras, un portátil y una placa Arduino que controla el movimiento de nuestros "ojos" en al aire. El equipo es obra del colectivo de entusiastas del bricolage tecnológico de la web polaca Mepi.

Aunque recuerda mucho a un videojuego, uno de sus creadores, Bartosz Barlowski, comenta que está pensada como un sistema para mejorar la visibilidad a la hora de hacer trabajos en ciertos entornos. [vía The Creators Project]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)