Policía canadiense. AP

Canadá es un país grande y rico en extensión. De hecho, muchos de sus habitantes viven a las afueras de las grandes ciudades en espacios donde disfrutan de sus parcelas de terreno. Esta es una de las razones que ha llevado al gobierno a esta peculiar iniciativa: enterrar los calzoncillos en el suelo.

La idea forma parte de la denominada como la Semana Nacional de la Conservaci√≥n del Suelo de Canad√°. Un evento que normalmente pasa desapercibido y de manera silenciosa, raz√≥n por la que este a√Īo han dado giro m√°s ‚Äúatractivo‚ÄĚ al mismo.

Advertisement

¬ŅC√≥mo? Los funcionarios canadienses est√°n animando a los ciudadanos a enterrar sus ‚Äúboxers‚ÄĚ (aquellos que sean 100% algod√≥n) en la tierra para probar si su suelo es saludable.

Luego y despu√©s de dos meses, si lo √ļnico que queda de la ropa interior es el el√°stico de la cintura, entonces significa que el suelo en cuesti√≥n est√° lleno de vida, es decir, rico en lombrices de tierra y otros organismos que van tras el algod√≥n como si este fuera un manjar exquisito.

En cambio, si permanece algo de algod√≥n significa que el suelo est√° sufriendo de un uso excesivo. La meta, seg√ļn los organizadores, es ‚Äúconcienciar a la ciudadan√≠a sobre la importancia de la conservaci√≥n el suelo‚ÄĚ. [AtlasObscura]