Imagen: Eilat Mazar

La semana pasada cont√°bamos el que podr√≠a ser uno de los descubrimientos b√≠blicos m√°s importantes de la historia. Un equipo de arque√≥logos encontr√≥ la prueba de que el profeta Isa√≠as pudo existir de verdad. Sin embargo, existen al menos dos problemas a los que se enfrenta esa prueba ‚Äúde vida‚ÄĚ hallada.

Lo que encontraron los investigadores de la Universidad de Jerusal√©n fue un peque√Īo sello de arcilla llamado bulla. En su interior figuraba el nombre Yesha‚Äôyah[u] (Isa√≠as) en letras hebreas junto a la expresi√≥n NVY. Y parec√≠an las primeras letras de la palabra nun-beit-yod-aleph, que significa profeta.

Los eruditos en general coinciden en que Isa√≠as fue una figura hist√≥rica que vivi√≥ en Jerusal√©n a finales del siglo VIII a.C. Seg√ļn la Biblia, Isa√≠as y Ezequ√≠as fueron empujados juntos cuando el ej√©rcito asirio siti√≥ Jerusal√©n. Isa√≠as desanim√≥ a Ezequ√≠as de aceptar la oferta de rendici√≥n de los asirios, prometi√©ndole que Dios salvar√≠a a Jerusal√©n.

Seg√ļn apunta el arque√≥logo israel√≠ Eilat Mazar, ‚Äúlos nombres del rey Ezequ√≠as y del profeta Isa√≠as se mencionan juntos en infinidad de veces. Ninguna otra figura estaba m√°s cerca del rey Ezequ√≠as que el profeta Isa√≠as seg√ļn los textos‚ÄĚ. Con todo, Mazar se√Īala que hay problemas con la interpretaci√≥n del sello encontrado.

Advertisement

Imagen: Vista aérea del templo de Jerusalén (WC)

Christopher Rollston, profesor de lenguas en la Universidad George Washington, le ha contado al National Geographic que uno de los principales problemas, quiz√°s el m√°s importante del hallazgo, radica en el hecho de que a la palabra ‚Äúnvy‚ÄĚ le falta un art√≠culo definido, lo que significa que el sello dir√≠a: ‚ÄúPerteneciente a Isa√≠as el profeta‚ÄĚ. ‚ÄúEn la mayor√≠a de los pasajes b√≠blicos‚ÄĚ, dice Rollston, ‚Äúa los individuos se les llama como ‚Äúel profeta‚ÄĚ, no simplemente¬†‚Äúprofeta‚ÄĚ. Al encontrar el sello roto es algo que nunca se va a poder verificar.

Advertisement

Mazar ha citado una serie de ejemplos en los que la Biblia omite el art√≠culo definido antes de un t√≠tulo, pero reconoce que ‚Äúsurgen grandes obst√°culos‚ÄĚ para su evaluaci√≥n. Sin el ‚Äúaleph‚ÄĚ, la palabra ‚Äúnvy‚ÄĚ podr√≠a ser simplemente un nombre personal como se ha visto en otros sellos. Incluso la palabra podr√≠a ser el nombre de una ubicaci√≥n (a veces se escrib√≠a de donde proven√≠a la persona).

Adem√°s, se√Īala Rollston, la ra√≠z hebrea yŇ° es la base no solo para el nombre del profeta Isa√≠as, sino para casi veinte personas diferentes en la Biblia. ‚ÄúHab√≠a mucha gente con el nombre de Isa√≠as o nombres que se basaban exactamente en la misma ra√≠z de la palabra‚ÄĚ, se√Īala el investigador. Y si la palabra NVY es en realidad parte del nombre del padre de alguien, definitivamente no est√° asociada con el profeta, cuyo padre, seg√ļn la Biblia, era Amoz.

Advertisement

Por tanto, ambos investigadores est√°n de acuerdo en se√Īalar el hallazgo como ins√≥lito, ‚Äúla simple suposici√≥n de que este es un sello del profeta Isa√≠as es brillante, pero ciertamente no es algo que debamos suponer que sea cierto porque no puede confirmarse en absoluto‚ÄĚ, finaliza Rollston. [Smithsonian, National Geographic]