Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Por qué la aprobación de una vacuna con un 66% de efectividad sigue siendo una buena noticia

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Chandan Khanna (Getty Images)

Con la aprobación de las diferentes vacunas que pasan con éxito la fase III llegan también sus cifras de efectividad. Seguramente habrás pensado que las que llegan o sobrepasan el 90% serán mejores que las que cuentan con cifras más bajas, como la de Astrazeneca o Johnson & Johnson. La respuesta corta es que da igual, porque la aparición de nuevas vacunas es una gran noticia.

Hay muchas esperanzas puestas en la vacuna de Johnson & Johnson, cuyos últimos resultados del ensayo clínico mostraron una eficacia del 66 por ciento contra la enfermedad de moderada a grave. La razón se debe a que, a diferencia de la mayoría, ésta necesita únicamente de un dosis, una sola inyección.

Dicho de otra forma, se trata de una vacuna eficaz contra el virus, y una con atributos ligeramente diferentes a las otras que ya están en el mercado. Al ser de dosis única las personas pueden vacunarse más rápido y con menos recursos clínicos, y se puede almacenar por más tiempo a temperaturas más cálidas.

Advertisement

En cuanto a la menor efectividad que, por ejemplo la de Pfizer, podría deberse a que es menos efectiva contra nuevas variantes. Los ensayos han mostrado que su eficacia es mayor en Estados Unidos, con un 72 por ciento, y menor en Sudáfrica, un punto caliente para la nueva variante, con un 57 por ciento.

Sin embargo, la conclusión más importante es que todavía tiene una alta eficacia contra la enfermedad grave, en este caso un 85 por ciento en general, según ha explicado la farmacéutica. Además, también han indicado que ninguno de los participantes en el ensayo que recibió la inyección fue hospitalizado por COVID-19 y ninguno murió.

Y es que, la eficacia exacta puede no importar tanto como la mayor facilidad de distribución. Aunque es natural suponer que una vacuna con un porcentaje más bajo de eficacia es inferior a una con un porcentaje más alto, no es la única medida que cuenta cuando se trata de la utilidad de una vacuna en el contexto de una pandemia global, y la “eficacia” tiene más matices de los que creemos.

Por tanto, más opciones para implementar y reducir la enfermedad y la propagación es algo increíblemente útil, porque vacunarse no es un asunto individual, es uno colectivo que implica a todo el mundo. [Slate]

私たちは、ギズモードが大好き

Share This Story

Get our newsletter