Image: Amelia (Richard T. Harris/BPM Media)

Amelia Eldred, una peque√Īa de seis a√Īos con sue√Īos de convertirse en una gran bailarina, recibi√≥ un diagn√≥stico devastador: ten√≠a un tumor de 10 cent√≠metros en el f√©mur de su pierna izquierda. Hab√≠a que amputar la articulaci√≥n, aunque los cirujanos encontraron una soluci√≥n ins√≥lita.

Amelia, natural de Tamworth, cerca de Birmingham, fue diagnosticada el a√Īo pasado con una forma de c√°ncer de huesos llamado osteosarcoma, o sarcoma osteog√©nico. El tumor no estaba respondiendo a la quimioterapia, as√≠ que los m√©dicos le dijeron a los padres de la peque√Īa que la extremidad deb√≠a ser amputada, aunque cre√≠an tener entre manos una opci√≥n para mantener su movilidad.

Advertisement

Pasaron los meses, y aquella opción hoy es una realidad. Los cirujanos amputaron la pierna de Amelia en el muslo, le quitaron la parte central y luego volvieron a colocar la parte inferior de la pierna en la parte superior de la misma. Con una salvedad: se la colocaron hacia atrás.

¬ŅPor qu√©? Porque as√≠ podr√≠a usar su tobillo como la articulaci√≥n de rodilla, adem√°s de poder meter su pie directamente en una pr√≥tesis para que pueda caminar, correr e incluso bailar otra vez. Seg√ļn la propia Amelia:¬†

No se siente tan diferente, aunque sí tengo que moverme porque todo es al revés: cuando la muevo hacia arriba o hacia abajo o de un lado a otro, voy por el otro lado porque es el camino equivocado.

Advertisement

Para Lee Jeys, uno de los cirujanos que realizó el procedimiento en el Royal Orthopaedic Hospital en Birmingham:

Amelia era la paciente perfecta para someterse a este procedimiento e incluso dijo ‚Äėadi√≥s perdedor‚Äô al c√°ncer mientras nos preparamos para amputarle la pierna. Ha demostrado una gran valent√≠a y confianza, aunque se ve un poco diferente. Me alegra que pueda continuar haciendo todo lo que un ni√Īo normal puede hacer, incluidos los deportes y el baile.

El osteosarcoma, que es el tipo m√°s com√ļn de c√°ncer de huesos en los ni√Īos, generalmente afecta el f√©mur y la tibia en la parte superior e inferior de la pierna, y el h√ļmero en la parte superior del brazo. Cuando se trata temprano, la tasa de supervivencia a largo plazo es de 70 a 75%. [LiveScience]